22 de febrero de 2020
22.02.2020
Diario de Mallorca

Un detenido en Palma en una redada nacional contra el tráfico de viagra

La operación policial, dirigida desde Marbella, investiga a una red de distribución ilegal de fármacos

22.02.2020 | 02:24
Un agente examina viagras incautadas durante una operación policial.

La Policía ha detenido en Palma a un hombre en una operación desarrollada en varias provincias contra el tráfico ilegal de viagra. El sospechoso regenta una tienda de productos eróticos desde la que supuestamente se distribuía de manera irregular un fármaco contra la disfunción eréctil. El establecimiento fue registrado el pasado jueves en el marco de una investigación, dirigida por un juzgado de Málaga, que se extendió a varios puntos de España. Los investigadores hallaron en el local cierta cantidad de píldoras y arrestaron al sospechoso, acusado de delitos contra la salud pública, organización criminal y blanqueo de capitales. Ayer quedó en libertad tras ser presentado ante el juez de guardia, donde negó haber cometido ningún acto ilegal.

La investigación de la Policía Nacional comenzó hace ya unos meses y sigue abierta bajo secreto de sumario. Las pesquisas van dirigidas contra una supuesta red dedicada a la distribución en el mercado negro de medicamentos para potenciar la actividad sexual. Los agentes de la Comisaría General de Policía Judicial centraron la investigación en la Costa del Sol andaluza y un juzgado de Marbella abrió diligencias.

Los policías detectaron que desde esa localidad se estaban distribuyendo viagras, bajo diferentes denominaciones comerciales, a diferentes puntos de España. Tras semanas de gestiones, la Policía Nacional llevó a cabo el pasado jueves un amplio operativo en varias provincias. En Palma, los agentes arrestaron al propietario de un sex shop situado en el casco antiguo de la ciudad. Los policías y una comisión judicial llevaron a cabo por la mañana un registro en el establecimiento, donde se incautaron de fármacos.

El propietario del negocio fue detenido, acusado de delitos contra la salud pública, organización criminal y blanqueo de capitales. El sospechoso fue trasladado a comisaría y ayer por la mañana fue puesto a disposición del juzgado de instrucción número 4 de Palma, que se encontraba en funciones de guardia. El hombre admitió en su declaración haber distribuido este tipo de productos en la tienda erótica que regenta, pero afirmó que se trata de una actividad legal. La magistrada acordó su puesta en libertad sin medidas cautelares.

La operación policial del pasado jueves se extendió a varias provincias. En la Costa del Sol se practicaron numerosos registros y detenciones, según han informado fuentes conocedoras del caso. La investigación sigue abierta y no se descartan nuevos arrestos en los próximos días.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook