21 de febrero de 2020
21.02.2020
Tribunales

Juicio a un conductor con 50 antecedentes por huir tras un accidente con tres heridos

El acusado, que en 1999 ya causó un siniestro mortal, niega los hechos y dice que le habían robado el coche días antes

21.02.2020 | 00:28
El acusado, ayer durante el juicio celebrado en Palma.

El fiscal pidió ayer una condena de medio año de cárcel para un hombre acusado de conducir sin carné, provocar un accidente en el que tres personas resultaron heridas en Santa Maria, darse a la fuga y denunciar luego en falso que le habían robado el coche días atrás. El sospechoso tiene medio centenar de antecedentes, buena parte de ellos por incidentes con vehículos sustraídos. En 1999 causó un siniestro mortal, en 2000 dejó malherido a un ciclista y en 2008 huyó a toda velocidad de la Policía hasta estrellarse. Ayer, durante el juicio, se declaró inocente e insistió en que le habían quitado el coche unos días antes cuando fue a Son Banya a comprar droga.

Pedro E.R., de 44 años, está acusado esta vez de saltarse un stop con su Audi A4 en Santa Maria y chocar contra otro vehículo, cuyos tres ocupantes resultaron heridos, el 5 de febrero de 2016. Hacía nueve años que le había caducado el carné y no tenía seguro. Las víctimas explicaron ayer en la vista oral que tras el impacto el conductor del otro coche arrancó y se marchó por unos caminos. Intentaron seguirle, pero era de noche y apagó las luces para lograr escabullirse.

Los tres afectados precisaron asistencia médica y tardaron dos meses en recuperarse de las lesiones. Uno de los ellos lo reconoció días después en Inca con el coche en cuestión y le hizo una fotografía, lo que permitió a la Guardia Civil identificarlo.

El acusado, en prisión por uno de sus numerosos antecedentes, aseguró ayer que no era él quien conducía su coche el día del accidente. El hombre afirmó que se lo habían robado el 1 de febrero en el poblado de Son Banya cuando fue a comprar droga. "Dejé las llaves puestas y desapareció", dijo. No denunció lo ocurrido hasta el 8 de febrero, tres días después del siniestro. "Intenté poner la denuncia en Inca, pero me dijeron que debía presentarla en Palma. Además, me detuvieron por cometer un robo en un estanco", explicó. Según su versión, un familiar suyo encontró el coche en los alrededores del poblado de Son Banya días después y fue a recogerlo. Alegó que no pudo ir a comisaría para informar del hallazgo por el mal estado del vehículo, que "tenía una rueda pinchada y varios golpes", pese a lo que reconoció que se marchó con él hasta Inca.

El fiscal sostiene que la denuncia que presentó era falsa y que con ella pretendía ocultar su responsabilidad en el accidente de Santa Maria. Además, dijo tener sospechas de que Pedro E.R. ya protagonizó dos accidentes con fuga en Palma el 1 de febrero, pero que no hay pruebas suficientes de ello. Con todo, el ministerio público reclamó una condena de seis meses de prisión y una multa de 7.200 euros por tres delitos de lesiones imprudentes y otro contra la seguridad vial. Su abogado reclamó la absolución.

A Pedro E.R. le constan medio centenar de detenciones, casi todas por robos de coches y delitos relacionados con el tráfico. En julio de 1999 mató a un hombre de 42 años al embestir su vehículo entre Inca y Sineu y huyó, por lo que fue condenado a tres años de prisión. En 2000 se llevó por delante a un ciclista en Puntiró y se dio a la fuga. En 2008 escapó de la Policía a 160 kilómetros por hora en un descapotable que quedó destrozado al estrellarse.

Detenido Una mujer sigue a un conductor que se dio a la fuga

La Policía Local de Palma arrestó el pasado sábado a un joven marroquí de 27 años por darse a la fuga tras un accidente y negarse a someterse a la prueba de alcoholemia. La conductora con la que había chocado en la autopista de s'Arenal siguió al coche que huía hasta la calle Alber, donde dejó el vehículo abandona. Los agentes localizaron poco después al sospechoso, que admitió que no tenía carné de conducir. El hombre presentaba síntomas de ebriedad, pero se negó a someterse al control de alcoholemia. "No me habéis pillado al volante", dijo a los policías. Fue inmediatamente detenido.

Un hombre de 44 años fue también imputado por un delito contra la seguridad vial tras ser interceptado el lunes en un control conduciendo sin carné. Es la cuarta vez que le descubren circulando sin carné en diez años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook