15 de febrero de 2020
15.02.2020
Diario de Mallorca

El sacerdote sij detenido por abusos sexuales a una niña en Palma castigó al padre de la víctima con limpiarle los zapatos

Los investigadores descubrieron que el hombre había realizado una reserva en un vuelo para irse de España

15.02.2020 | 02:45

La Policía Nacional ha detenido a un sacerdote sij en Palma como presunto autor de un delito de abusos sexuales a una niña de nueve años en unas dependencias del templo que la congregación tiene en la barriada de Pere Garau. El padre de la menor se quejó de lo ocurrido a los responsables de su comunidad, pero el religioso negó la acusación, por lo que le acusaron de difamarle y le impusieron una multa de 2.000 euros y la obligación de realizar determinadas tareas, como limpiar los zapatos al presunto abusador de su hija. Tras recibir la denuncia, la Policía llevó a cabo una investigación que culminó con la detención del sospechoso, que ya había hecho una reserva en un vuelo para abandonar el país. El hombre fue puesto ayer a disposición judicial y quedó en libertad con cargos.

Los hechos habrían ocurrido el pasado 15 de enero en un templo que la comunidad sij tiene en la barriada palmesana de Pere Garau. Al parecer, el religioso, que dirigía el rezo, invitó a una niña de nueve años a acompañarle a una estancia privada del templo en un momento de descanso, mientras sus familiares proseguían con las oraciones. Allí presuntamente le dio a la niña un euro mientras la sometía a tocamientos en sus zonas íntimas durante aproximadamente un minuto.

Dos días después se repitió una situación similar durante otro servicio religioso, aunque en esta ocasión los abusos se habrían prolongado durante cerca de diez minutos.

Tras este segundo incidente la menor le contó lo que le había ocurrido a su hermano, y los dos niños decidieron explicárselo a su padre. El hombre acudió al día siguiente al templo para quejarse de lo ocurrido.

El caso fue sometido a la deliberación de los responsables de la comunidad. Sin embargo, el sacerdote negó la acusación, por lo que llegaron a la conclusión de que el padre mentía y le sancionaron por difamar al religioso.
En el siguiente acto al que acudió la familia al templo se encontraron un cartel expuesto al público en el que se menoscababa el honor y la dignidad del padre de la menor, afirmando que había mentido e instándole a que pidiera disculpas públicas al religioso. Los responsables de la comunidad le sancionaban también con el pago de una indemnización de 2.000 euros y la obligación de realizar determinadas tareas, como fregar los platos y limpiar los zapatos del presunto abusador.

La familia decidió entonces presentar una denuncia ante la Policía Nacional. El caso fue puesto en manos de la Unidad de Familia y Mujer (Ufam), el grupo especializado en la investigación de delitos sexuales. Los agentes de la Ufam llevaron a cabo diversas averiguaciones que culminaron con la detención el pasado jueves del religioso. Los investigadores descubrieron que el hombre había realizado una reserva en un vuelo para irse de España.

El detenido fue conducido ayer a disposición del juzgado de guardia, y tras prestar declaración quedó en libertad con cargos.

El sijismo es una religión muy extendida en el norte de India, y cuenta con una importante comunidad en Balears formada por unas 1.500 personas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook