11 de febrero de 2020
11.02.2020
Tribunales

Una joven acusa en el juicio a su tío de abusos sexuales en Calvià cuando tenía 12 años

El sospechoso niega haber sometido a tocamientos a la menor en el verano de 2012 y sostiene que la chica era "mentirosa" y conflictiva

10.02.2020 | 21:20
El acusado, ayer durante el juicio en la Audiencia de Palma.

Una joven acusó ayer a su tío de haber abusado sexualmente de ella hace casi ocho años, cuando ella tenía 12, a lo largo de un verano en playas de la zona de Calvià. La chica contó durante el juicio celebrado en la Audiencia de Palma que el hombre la sometió a tocamientos varias veces y su hermana menor dijo haberlo presenciado. El sospechoso, de 65 años, negó rotundamente las acusaciones y tachó a su sobrina de "mentirosa y conflictiva". La fiscalía pide para él una condena de 12 años de prisión.

Los abusos habrían ocurrido durante el verano de 2012, cuando el acusado llevaba a las dos hermanas a la playa. "Un día estábamos nadando y me pidió que le tocara sus partes íntimas. Otra vez estábamos sentados en unas rocas y me empezó a tocar, primero los pechos y luego bajó hasta los genitales. Yo salté de dolor. Mi hermana lo estaba viendo", relató. La joven explicó que el procesado amenazó con hacerle lo mismo a su hermana si contaba los tocamientos y que le daba dinero y regalos. "Era como Papá Noel, lo que tú pedías, te lo daba", sentenció. La chica afirmó que narró lo ocurrido a la psicóloga del colegio y a su madre en 2013, pero que no presentó la denuncia hasta 2018, cuando llegó a la mayoría de edad porque no quería que su familia "se separara".

Su hermana dijo haber presenciado varios episodios de abusos sexuales, aunque su relato incurrió en algunas contradicciones con el de la denunciante, como las playas en las que ocurrieron o la prenda que vestía la víctima. "Mi hermana no quería denunciar porque tenía miedo", aseguró.

El sospechoso, por su parte, negó tajantemente todas las acusaciones. Según dijo, llevó a las dos menores solas a la playa una vez y el resto siempre estuvieron con otros familiares. El hombre atribuyó la denuncia contra él a la "envidia" que la madre de las niñas sentía hacia su mujer Además, afirmó que la denunciante "cuenta muchas mentiras" y dijo que en aquella época era conflictiva.

El caso empezó a ser investigado cuando una psicóloga del colegio de la niña informó a los servicios sociales. Esta mujer explicó que supo del caso porque la adolescente decía en el patio que mantenía relaciones sexuales con su tío. Cuando le preguntó, la menor negó inicialmente los hechos pero acabó explicando que su tío abusaba de ella. La psicóloga dijo que era una alumna "muy problemática" y que "inventaba muchas cosas". El juicio continúa hoy.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook