25 de enero de 2020
25.01.2020

Detenida una mujer por maltratar a su marido y echarle de casa en Palma

La presunta agresora recibió dos mordiscos de su perro, que había sido atropellado por un coche

25.01.2020 | 02:45
Agentes de la Policía Nacional acudieron al domicilio y arrestaron a la presunta agresora.

Una mujer de 33 años fue detenida el jueves por la noche por la Policía Nacional por un presunto delito de malos tratos a su marido, al que arañó y expulsó de casa. Poco después, cuando la Policía estaba con ella en su domicilio, fue atropellado el perro de la pareja. La mujer bajó corriendo a la calle y cuando se acercó al animal, recibió dos mordiscos en el cuello y una mano. El incidente acabó con la mujer detenida, mientras que el marido se encargó de llevar al perro a un veterinario.

Los hechos ocurrieron el jueves sobre las diez y media de la noche, en una vivienda de la zona de sa Teulera, en Palma. Una mujer llegó ebria a su casa, donde estaba su pareja con el bebé que tienen en común, de seis meses. Se produjo entonces una discusión en la que la mujer arañó al hombre y le echó de casa, mientras que ella se quedó con el bebé.

El hombre , una vez en la calle, avisó a la Policía Nacional y una patrulla acudió al domicilio. Mientras los agentes hablaban con la mujer para averiguar qué había pasado, ella se dejó la puerta abierta y el perro que tiene la pareja se escapó a la calle. Poco después oyeron unos gritos procedentes de la calle. Un coche acababa de atropellar al animal, que resultó herido.

La mujer bajó corriendo, muy alterada, mientras le gritaba al marido: "¡Ha sido culpa tuya! ¡Como le pase algo al perro te vas a enterar!".

La mujer se acercó al perro y cuando le tocó la zona herida, el animal le propinó dos mordiscos en el cuello y en la mano.

La mujer logró zafarse del perro, y los agentes comprobaron que aparentemente no sufría heridas. La Policía la arrestó y la trasladó a un centro médico, donde fue examinada, y posteriormente a comisaría, para que declarara como presunta autora de un delito de malos tratos contra su marido. El hombre, por su parte, se hizo cargo del animal herido y le llevó a un veterinario para que fuera atendido de las lesiones que sufrió en el atropello.

El bebé de la pareja quedó bajo la custodia de otro familiar, que se hizo cargo de él hasta el regreso de su padre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook