18 de enero de 2020
18.01.2020

Piden 4 años de cárcel por conducir drogado y causar un accidente mortal

Una anciana de 84 años falleció al chocar el acusado contra su coche en la autopista de s'Arenal

18.01.2020 | 02:45
Varios bomberos, tras el siniestro junto al coche en el que viajaba la víctima, en la autopista de s'Arenal.

La fiscalía pide una condena de cuatro años de prisión para un joven acusado de conducir drogado y causar un accidente de tráfico en el que murió una anciana de 84 años en la autopista de s'Arenal, en Palma. En el siniestro, ocurrido a finales de 2017, resultaron heridas otras dos personas. El turismo del sospechoso embistió por detrás al coche de las víctimas, que acabó estrellándose después contra una bionda. La defensa del acusado sostiene que las pruebas de drogas no son válidas, que la anciana no llevaba puesto el cinturón de seguridad y que su vehículo circulaba con las luces apagadas. El juicio se celebrará en las próximas semanas.

El accidente ocurrió hacia las once menos cuarto de la noche del 8 de diciembre de 2017 en la autopista de s'Arenal, cerca de la salida hacia Can Pastilla. Los dos coches circulaban en dirección a Llucmajor. La fiscalía y la acusación particular sostienen que el acusado había consumido cannabis y cocaína, lo que mermaba sus capacidades. Además, afirman que circulaba a velocidad excesiva.

Así, no pudo evitar que el Ford Mondeo que conducía chocara por alcance contra un Peugeot 206 que circulaba correctamente por su mismo carril. Tras la colisión, este vehículo colisionó contra una valla metálica de protección. En el accidente falleció una anciana de 84 años que iba en los asientos traseros del Peugeot y resultaron heridos leves los otros dos ocupantes.

La Guardia Civil sometió al conductor del Ford Mondeo a una prueba de detección de drogas, que dio positivo en cocaína y en cannabis. El joven fue detenido y en su declaración ante el juez dijo que había fumado un porro muchas horas antes del accidente y negó el consumo de cocaína. El magistrado acordó su puesta en libertad bajo fianza de 9.000 euros y le retiró el carné de conducir de forma cautelar.

La fiscalía y la acusación particular imputan al sospechoso delitos de homicidio y lesiones imprudentes, conducción temeraria y contra la seguridad vial. Por ellos reclaman una condena de cuatro años de prisión y seis años de privación del derecho a conducir.

El abogado defensor, Pablo Alonso de Caso, ha aportado a la causa un informe pericial que cuestiona la tesis de las acusaciones. En él, un experto en reconstrucción de accidentes de tráfico atribuye toda la responsabilidad del siniestro al conductor del Peugeot 206. Según sostiene, el hombre circulaba con las luces del coche apagadas pese a que era de noche, y a una velocidad demasiado reducida para tratarse de una autopista. Además, destaca que la anciana fallecida, como consta en el atestado de la Guardia Civil, no llevaba puesto el cinturón de seguridad. Sobre la prueba de drogas del acusado, afirma que no son válidos y, por tanto, no puede tenerse en cuenta el resultado.
Está previsto que el caso sea juzgado en las próximas semanas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook