16 de enero de 2020
16.01.2020
Tribunales

Cinco años de cárcel por apuñalar dos veces a su novio por la espalda en Palma

La acusada atacó a la víctima, que sufrió graves lesiones, durante una discusión porque creía que él iba a cortar la relación

16.01.2020 | 02:45

Una mujer ha sido condenada a cinco años de prisión por apuñalar dos veces por la espalda a su novio durante una discusión en Palma. La acusada intentó asestar otra cuchillada a la víctima, pero un compañero de piso logró evitarlo y la redujo. El perjudicado sufrió graves lesiones y fue sometido a una operación para extraer de su cuerpo la punta de un cuchillo, que se partió en la agresión. La magistrada declara a la mujer autora de un delito de lesiones con instrumento peligroso y la agravante de parentesco. Deberá indemnizar a su expareja con 10.000 euros.

La jueza descarta que la procesada, de 39 años, actuara en legítima defensa tras una agresión de su novio o que estuviera bajo los efectos del alcohol y las drogas, como planteó su defensa durante el juicio. Por otro lado, la sentencia destaca la "especial intensidad criminal", la alevosía del ataque por la espalda, la zona en la que impactaron las cuchilladas y la gravedad de las heridas para imponer la pena máxima prevista para el delito. Además, sostiene que los hechos rozaban la calificación de intento de homicidio.

La agresión, según declara probado el fallo, ocurrieron hacia las ocho y media de la mañana del 16 de diciembre de 2017 en la habitación del domicilio donde convivían la pareja y otro hombre, en la calle Francesc Julià, en Palma. La víctima se despidió de la mujer para irse a trabajar. Ella le dijo que le estaba mintiendo y que en realidad pretendía abandonarla. Los dos empezaron a discutir y durante la riña la mujer cogió un cuchillo de nueve centímetros de hoja y asestó dos puñaladas en la espalda a su novio.

Tras esta agresión, cuando la víctima estaba pidiendo a su compañero de piso que avisara a una ambulancia y a la Policía, la acusada fue a la cocina y cogió otro cuchillo para agredir de nuevo al hombre. Los dos hombres lograron sujetarla y reducirla hasta que llegó la Policía y detuvo a la acusada, que estuvo cinco meses en prisión preventiva por estos hechos.

La víctima fue trasladada en ambulancia a Son Llàtzer. Los médicos comprobaron que había sufrido dos heridas penetrantes que le afectaron a los riñones y los pulmones. Tuvo que ser operada de urgencia para extraerle la punta del cuchillo con el que fue atacado, que se partió durante la agresión. Estuvo cinco días hospitalizada y tardó un mes y medio en recuperarse. Como secuelas le quedaron una cicatriz de 15 centímetros y otra de dos.

La procesada declaró durante el juicio que no recordaba la agresión porque había estado bebiendo y tomando drogas. Además, alegó que la víctima se puso violenta y que ella le había denunciado por violencia de género. De hecho, afirmó que en una ocasión llegó a ser hospitalizada por una agresión de él. La jueza ha rechazado los argumentos de la defensa, que reclamaba la absolución de la mujer.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook