12 de enero de 2020
12.01.2020
Tribunales

Piden 20 años para una joven por matar a puñaladas a su novio en Ibiza

La acusación pública reclama una condena por homicidio y una pena de 12 años de prisión

12.01.2020 | 02:45
Una agente de la Guardia Civil examina el lugar donde se cometió el crimen.

El ministerio público reclama una pena de 12 años por homicidio para Sandra S. F., de 19 años de años de edad, que mató a su novio de tres navajazos en el pecho el 29 de enero del año pasado en la zona de los estacionamientos de los apartamentos Don Pepe, en es Codolar, en Eivissa. Por su parte, la acusación particular, que ejerce la familia de la víctima, José Eloy Vicent, que tenía 32 años de edad, pide una condena por asesinato y eleva su petición de cárcel hasta los 20 años.

El abogado de la familia, Vicente Máñez, presenta un escrito de acusación por la comisión de un delito de asesinato por alevosía y con la circunstancia agravante de parentesco.

La tramitación del caso corre a cargo del Juzgado de Instrucción número 1 de Eivissa, cuya titular, María Luisa Bustillo, ordenó, dos días después del crimen, el ingreso en prisión provisional de la acusada. Está previsto que el juicio se celebre a través de la Ley del Jurado.

Según se detalla en el escrito de la acusación pública, Sandra S. F. mató a su novio "por celos". Aquel día, "después de mantener una acusación por celos con su pareja sentimental en el domicilio que ambos compartían" en los apartamentos Don Pepe, la acusada bajó al aparcamiento y pinchó, con una navaja de casi diez centímetros de hoja, tres de las ruedas del coche de Vicent.

El joven también bajó al estacionamiento y recriminó su actitud a su novia que, "sin mediar forcejeo entre ambos y con ánimo de acabar con la vida de Eloy, le propinó tres puñaladas en la región torácica". Una de estas puñaladas penetró 4,5 centímetros en el cuerpo del hombre y le causó la muerte

Poco después la joven fue detenida por la Guardia Civil, que también recuperó la navaja. Tras casi 48 horas en el calabozo, la detenida fue conducida al juzgado de guardia. Llegó sollozando y salió con una orden de ingreso en el centro penitenciario.

Además, de la pena de prisión, el ministerio público pide que la mujer indemnice a los padres de la víctima con 82.786 euros, y a sus dos hermanas con 36.218.

La Fiscalía de Eivissa ya ha solicitado la apertura de juicio oral, pero aún no se ha señalado fecha para la celebración de la vista, que se dirimirá con un jurado popular. En el caso de que el juicio se hiciera en el nuevo edificio judicial de Eivissa, sería la primera vista de estas características que se celebrara allí.

El año pasado se llevaron a cabo en Palma tres juicios con jurado popular por crímenes cometidos en Eivissa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook