09 de enero de 2020
09.01.2020
Diario de Mallorca
Investigación

Uno de los acusados por la violación grupal a una menor grabó en vídeo los actos sexuales

El adolescente entregó la grabación a la Policía para intentar demostrar que fue sexo consentido

09.01.2020 | 16:44
Uno de los acusados por la violación grupal a una menor grabó en vídeo los actos sexuales

Uno de los adolescentes acusados de violar a una niña de 13 años en Palma grabó en vídeo las relaciones sexuales. Esta grabación ha sido aportada por el propio menor a la Policía para intentar demostrar su versión de que fue sexo consentido. Fuentes conocedoras de las imágenes sostienen que en ellas no se aprecia ningún comportamiento intimidatorio ni violento del sospechoso. Son ya siete los detenidos, seis menores y un joven de 19 años, por esta presunta agresión múltiple, ocurrida la pasada Nochebuena. El adulto, acusado de cooperador necesario, ha quedado en libertad esta tarde sin medidas cautelares por orden judicial.

Según el relato de la víctima, los seis adolescentes la obligaron a mantener relaciones sexuales durante la madrugada del pasado 25 de diciembre en un domicilio de la barriada palmesana de Camp Redó. La menor, que se había fugado del centro de acogida en el que vive, acudió a la vivienda tras contactar con una amiga. Allí, según su relato, los chicos la violaron. Luego, uno de ellos la llevó en un vehículo hasta Son Gotleu, donde también la forzó.

Los hechos fueron denunciados por los responsables del centro de acogida, cuando la menor regresó y les explicó lo sucedido. La investigación de la Unidad de Familia y Mujer (Ufam) de la Policía Nacional ha culminado esta semana con la detención de seis adolescentes de entre 14 y 17 años y un joven de 19 años, acusados de un delito de agresión sexual. Todos los menores han sido puestos en libertad sin ninguna medida cautelar, aunque uno de ellos ha sido reingresado en el centro en el que estaba recluido.

Todos han afirmado que las relaciones sexuales que mantuvieron con la chica fueron consentidas y que en ningún momento la obligaron o amenazaron. 

La Policía Nacional no da el caso por cerrado y mantiene abierta la investigación para esclarecer completamente lo ocurrido. 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook