15 de diciembre de 2019
15.12.2019
Diario de Mallorca
Investigación

Varios perros matan a 16 corderos y una oveja en una finca de sa Casa Blanca

Los ganaderos afectados han denunciado a los canes de su vecino por la muerte de los animales - "Se han acostumbrado a matar y volverán", sentencia uno de los propietarios

15.12.2019 | 17:00
Varios perros matan a 16 corderos y una oveja en una finca de sa Casa Blanca

Unos perros se colaron, presuntamente, el sábado en una finca de sa Casa Blanca y causaron una matanza de 16 corderos y de una oveja [vea aquí las imágenes]. Algunos de estos animales aparecieron devorados por completo. Cuatro de ellos estaban agonizando y tuvieron que ser sacrificados.

Los hechos ocurrieron sobre las cuatro de la tarde del sábado en la finca Son Ferreret de sa Casa Blanca, en el término municipal de Palma. Varios vecinos vieron cómo perros se colaban en esta explotación ganadera y empezaban a atacar a los corderos más indefensos. A dos de los más pequeños les devoraron todo el cuerpo. Una decena más murieron en el acto y otros cuatro quedaron mortalmente heridos. Mientras, otros siete corderos presentaban heridas no letales y, por tanto, son recuperables.

Por lo que respecta a las ovejas, una murió con el cuello roto. Otras siete presentaban heridas no mortales y consideran que no son recuperables.

Los ganaderos Ángel y Sergio Galdón, padre e hijo, se mostraban consternados por el violento ataque, presuntamente perpetrado por los perros del vecino. "Nosotros nos dedicamos a la ganadería, es nuestra forma de vida y los daños los calculamos en unos 2.000 euros", subrayó Sergio.

Precisamente en Navidades es cuando sacan un mayor rendimiento a la explotación ganadera, al aumentar exponencialmente las ventas de cordero. "No son solo las ovejas que han muerto. Muchas de ellas están preñadas y abortarán. Además, el rebaño está desestabilizado. Han entrado en pánico y no nos podemos acercar", abundó el ganadero.

Los propietarios de esta explotación denunciaron estos hechos a la Policía Local y a la Guardia Civil. También contactaron con la Fundación Naturaparc. Estos expertos se encargarán de verificar si los perros a los que se atribuye la matanza de ovejas tienen microchip y si están al corriente de las vacunaciones antes de adoptar alguna medida.

El ganadero Sergio Galdón considera que el peligro para su rebaño subsiste mientras no se aisle a estos perros. "Se han acostumbrado a matar y volverán", sentenció.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook