10 de diciembre de 2019
10.12.2019

Alberto Encinas: "Olivia ha estado cautiva, no se ha relacionado con otros niños"

Emotivo reencuentro del padre de la menor con los guardias civlles que buscaron a su hija, hallada en Polonia ocho años después

10.12.2019 | 02:45
Alberto Encinas: "Olivia ha estado cautiva, no se ha relacionado con otros niños"

Alberto Encinas quiso ayer expresar su infinito agradecimiento a los agentes de la Guardia Civil y se fundió con ellos en un fuerte abrazo, después de que hubieran conseguido liberar a su hija Olivia en Polonia tras ocho años secuestrada por su madre en Polonia. "Estamos muy sorprendidos. La reacción de mi pequeña es increíblemente positiva. Ella está muy feliz. Ni en el mejor de los escenarios podíamos soñar que ella iba a responder de esta manera", expresó su emocionado progenitor con lágrimas en los ojos.

El padre también agradeció su apoyo a los vecinos de Pollença, su lugar de residencia en Mallorca. "La gente está teniendo un comportamiento increíble. Nos respetan muchísimo. Nos guiñan el ojo y nos sonríen en la distancia. Nos dejan espacio. Es un pueblo sólido, de una pieza, y les tenemos que agradecer la ayuda que nos han ido prestando durante todo este tiempo", recalcó. Su hermana Elena se sumó a los agradecimientos a la Guardia Civil y al cónsul "que nos acompañó a buscar a Olivia y fue la guinda del pastel". "Ella siente que está liberada", subrayó.

"Éramos conscientes de que se podía dar una situación difícil. Nos hemos mantenido con precaución. En el momento en el que Olivia entró en la sala fue todo muy fácil. Miraba con curiosidad y tenía sensaciones", describió el padre al recordar el instante del reencuentro con su hija.

Alberto Encinas reconoció que cuando le avisaron de que su hija había sido liberada no se lo acababa de creer. "Nos hicieron muchas jugarretas (en Polonia) y nos engañaron muchas veces", resaltó. La primera reunión la tuvo en el juzgado polaco y de allí fueron a un orfanato donde se materializó el anhelado reencuentro de padre e hija. De cara a la normalización de la menor, el progenitor contempló que tome clases particulares antes de ir a un centro escolar.

"La policía polaca nos engañó"


"Ha sido muy duro. Más duro todavía de lo que estáis imaginando. No podía dejar de buscarla pero no podía dar con ella". Con estas palabras ha describió Alberto los ocho años de interminable ausencia de su hija desde que su madre la secuestrara en la Nochevieja de 2011. "No veía cómo dar con ella. La policía y la fiscalía polacas nos estaban engañando y nos han puesto muchas trabas. Encontré a mi hija en fotografías haciéndose el carné de identidad polaco junto a dos policías. Estaba acompañada por su madre, que tenía una orden de arresto emitida por Interpol. Era una lucha muy difícil hasta que entró en la investigación con energía la Guardia Civil. Entonces esto empezó a cambiar", resaltó.

Alberto Encinas no escatimó elogios para ensalzar la labor del instituto armado en el feliz reencuentro con su hija. "Como padre no podía rendirme, pero la Guardia Civil tampoco se rindió".

Respecto a las condiciones en las que ha estado Olivia en Polonia durante estos ocho años su padre no albergó la menor duda: "En cautiverio", aseveró. "De vez en cuando suelta algo. Ha estado privada. No se ha relacionado con otros niños. También ha contado que ha ido cambiando de casa a menudo", abunda. "Necesitaba esto. Está feliz, corre mucho por el campo...", señaló.

Aunque Olivia no ha hecho mención a su madre aún, sí que ha tenido la iniciativa de mandar un mensaje a su progenitora. Un policía polaco también resultó clave en la feliz resolución del caso. Este mantenía contactos con la Guardia Civil y localizó el domicilio donde se encontraba la menor.

Por su parte, el coronel Alejandro Hernández, jefe de la Guardia Civil de Balears, también agradeció a la familia de Olivia que acudiera a la Comandancia para compartir con ellos su felicidad tras la recuperación de la niña. "Los dos investigadores no han cejado ni un momento. También estamos emocionados por haberle ayudado. No hemos hecho más que cumplir con nuestro deber", puntualizó.

Detenida la madre de la niña por sustracción de menores


La Guardia Civil, en colaboración con la policía de Polonia, localizó la semana pasada a la menor mallorquina desaparecida desde finales de 2011. La niña, que contaba con tres años, viajó con su madre a su país de origen y desde entonces ambas estaban en paradero desconocido. El pasado miércoles, la niña fue localizada en la localidad de Katowice. Ella estaba en buen estado de salud y la progenitora fue detenida por sustracción de menores. Tanto los juzgados españoles como los polacos habían otorgado la custodia al padre. El juzgado de Czestochowa ordenó la entrega inmediata a su padre. En España se emitió una orden europea de detención y entrega contra la madre. La Guardia Civil se volcó en el caso y, con el apoyo de la diplomacia española en Polonia, culminó con la recuperación de la niña.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook