21 de noviembre de 2019
21.11.2019

Detenida una mujer por explotar sexualmente a migrantes en Palma

? La propietaria de un burdel tenía a las prostitutas hacinadas en condiciones infrahumanas -

21.11.2019 | 11:47
Detenida una mujer por explotar sexualmente a migrantes en Palma

La Policía Nacional ha detenido a una mujer española de 35 años acusada de un delito contra los derechos de los trabajadores y otro de tráfico de personas con fines sexuales. La mujer, propietaria de un prostíbulo en Palma, captaba a migrantes en su país de origen, sobre todo Colombia, las traía a Mallorca y las obligaba a practicar la prostitución en condiciones infrahumanas.

Según informa la Policía, la mujer ha sido detenida en el transcurso de la operación Gaviota, finalizada el pasado martes. La mujer contactaba con las víctimas en sus países de origen, principalmente Colombia, y se ofrecía a pagarles el viaje y gestionar los requisitos de entrada en España como turistas para que trabajasen en su local como prostitutas en condiciones ventajosas.

Sin embargo, cuando las mujeres llegaban a Palma se encontraban con que la realidad no tenía nada que ver con las promesas que les habían hecho. Las víctimas eran obligadas a permanecer en el piso un mínimo de 21 días ejerciendo la prostitución. Tenían que estar disponibles las 24 horas del día, y si dormían cuando llegaba un cliente las despertaban. En algunas ocasiones llegaron a utilizar la fuerza para obligar a las mujeres.

Las víctimas, muchas de ellas madres solteras con hijos a su cargo en su país, recibían el 50% del pago del servicio sexual, mientas que la propietaria del local se quedaba el resto. Pero solo les entregaba el dinero cuando a ella le interesaba. De esta manera conseguía tener "atadas" a las víctimas, a la espera de percibir el dinero que les debía.

Durante la inspección que la Policía Nacional realizó en el local encontraron que las mujeres vívían hacinadas. Dormían en literas instaladas en una construcción ilegal de la vivienda, donde no disponían de cuarto de baño. Para usarlo tenían que bajar dos plantas y atravesar un patio. Las víctimas tenían que pagar entre 25 y 30 euros diarios a la 'madame' por el alojamiento.

La Policía Nacional arrestó a la mujer acusada de un delito contra los derechos de los trabajadores y otros de tráfico de personas con fines sexuales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook