18 de noviembre de 2019
18.11.2019
Tribunales

Condenada por insultar al médico que la atendía en el centro de salud de Sóller

La jueza la considera autora de un delito de falta de respeto a la autoridad por decirle frases como "eres un mierda"

18.11.2019 | 02:45
Exterior del centro de salud de Sóller, donde se produjo el incidente el pasado mes de agosto.

Una mujer ha sido condenada a una pena de multa por un delito de falta de respeto y consideración a la autoridad, por proferir insultos al médico que la atendía en el centro de salud de Sóller. La jueza considera probado que la mujer, que no estaba conforme con la valoración del médico, se dirigió a él gritando frases como: "Eres un mierda", "Deberían quitarte el título" o "Deberías estar en la cárcel". Por contra, la titular del juzgado no considera acreditado que la paciente le dijera que le iba a matar, como declaró el facultativo, por lo que la exonera de los delitos de amenazas y coacciones de que la acusaban.

El incidente ocurrió el pasado 29 de agosto en el centro de salud de Sóller. Según refirió el médico durante la vista oral, los trabajadores de recepción le avisaron porque había una mujer muy alterada, que pretendía que la atendieran de inmediato. El facultativo dejó su consulta, acudió a la recepción y examinó a la paciente. Durante el tiempo que la reconocía, la mujer no dejó de insultarle. Cuando terminó, y para evitar a la mujer, salió del centro para regresar a su consulta por una puerta trasera, pero la mujer le siguió por la calle profiriendo insultos y frases ofensivas. El médico volvió sobre sus pasos y entró de nuevo en el centro de salud por la puerta principal.

Tras el incidente el facultativo presentó una denuncia, que se dirimió en un juicio celebrado en octubre en el juzgado de instrucción número 10 de Palma.

La acusación particular, en representación del médico, solicitó que la mujer fuera condenada por los delitos de amenazas, coacciones y falta de respeto y consideración a agente de la autoridad.

La acusada negó haber insultado al médico, aunque admitió que estaba muy alterada. Manifestó que lo que dijo es que "esto es una mierda". Sin embargo, la declaración del denunciante vino corroborada por un testigo que confirmó que oyó los gritos, y cómo le decía al médico "eres un mierda".

Por otro lado, la jueza no considera suficientemente acreditado que profiriera amenazas. Aunque el médico afirmó durante el juicio que la mujer le dijo que le iba a matar, este extremo no ha sido confirmado por otras personas

En la sentencia hecha pública recientemente, la jueza considera probado que la mujer se dirigió al médico que la atendía con frases como "Eres un mierda", "Deberían quitarte el título" o "Deberías estar en la cárcel".

La jueza condena a la mujer por un delito leve de falta de respeto y consideración debida a la autoridad a la pena de tres meses de multa a razón de seis euros diarios. La mujer queda absuelta de los delitos de amenazas y coacciones de los que también estaba acusada.

La sentencia recuerda que si la paciente no estaba de acuerdo con la actuación del médico, debió expresar su protesta formulando una queja en el propio centro o en el Colegio de Médicos, "pero no gritando y alterando el normal proceder de los profesionales del centro".

Las peticiones de los colegios profesionales y sindicatos tras reiterados casos de agresiones a médicos y profesores llevaron en 2015 a reformar el Código Penal, para establecer que tengan, durante el ejercicio de su labor, la consideración de agente de la autoridad. Se pretende así conferirles una especial proteccion, ya que en su caso una agresión pasa a ser considerada un delito de atentado, que puede ser penado con hasta cuatro años de prisión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook