14 de noviembre de 2019
14.11.2019
Tribunales

La conductora que mató a Paula Fornés: "Esta tragedia la sufren dos familias"

La fiscalía ha elevado la petición de condena a cinco años y cuatro meses de cárcel, la acusación particular reclama nueve años de prisión y la defensa, la absolución

14.11.2019 | 16:26

Renata G., la mujer polaca acusada de atropellar mortalmente a la menor Paula Fornés en junio de 2018 en sa Ràpita, ha afirmado hoy, durante su turno de última palabra en el juicio por estos hechos, que "no hay un día ni una noche" que no piense en esta "tragedia".

La mujer, asistida por una intérprete, ha manifestado que quería dirigir unas palabras a los padres de la menor, que habían abandonado la sala desde el turno de informe final de la defensa. El letrado de la familia, Daniel Castro, se ha comprometido a trasmitirles el mensaje.

Tras unos segundos de silencio y entre sollozos, la mujer ha comenzado diciendo que no encontraba "las palabras para transmitir el dolor y la pena que siente en su corazón".

La mujer también ha señalado que lo ocurrido es una "tragedia que sufren dos familias" y que "sabe que el dinero" que ha consignado "no devuelve a la vida a Paula ni recompensa el dolor de la familia".

El trágico suceso tuvo lugar sobre las 02.00 horas de la noche del sábado al domingo, el 24 de junio de 2018, la noche de Sant Joan, en Sa Ràpita. Según varios testigos, la conductora huyó tras el accidente. Un joven la persiguió en coche y la retuvo hasta que llegó la Guardia Civil. La mujer dio positivo en las pruebas de alcoholemia. La víctima fue Paula Fornés, una adolescente de 15 años.

La fiscalía ha elevado su petición de pena a cinco años, cuatro meses y 15 días de cárcel. La acusación particular pide 9 años y la defensa, la libre absolución. La defensa ha reconocido, en el trámite de informe final, que la mujer es la responsable de la muerte de la menor, pero considera que "debe ser absuelta" porque cree que la prueba de etilometría "es nula".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook