13 de noviembre de 2019
13.11.2019
Investigación

Encuentran un cadáver descompuesto en Puntiró

Una mujer encontró el martes por la tarde los restos, tan deteriorados que no se sabía su sexo

13.11.2019 | 14:04
Imagen de archivo de agentes de la Policía Científica

La Policía Nacional ha iniciado una investigación para determinar las circunstancias de la muerte de una persona, cuyo cadáver fue descubierto este martes por la tarde en una zona de campo en Puntiró, en el límite de Palma y Santa Eugènia. El cuerpo está muy descompuesto, hasta el extremo de que inicialmente no se ha podido determinar si se trata de un hombre o una mujer.

El cuerpo fue descubierto el martes a última hora de la tarde en una zona de monte, en la finca de Puntiró, entre Palma y Santa Eugènia. Una mujer alemana que paseaba por la zona halló el cuerpo y dio aviso a la central de emergencias. Al lugar acudieron indicativos de la Policía y la Guardia Civil, entre los que había perros adiestrados y especialistas en montaña, pero no hallaron los restos.

La búsqueda se inició este miércoles a primera hora de la mañana. Fue entonces cuando se localizó el cuerpo. Se trata de unos restos muy deteriorados, hasta el extremo de que inicialmente no se ha podido determinar si pertenecen a un hombre o una mujer. Junto al cuerpo aparecieron unos documentos que corresponden a una mujer de Palma, que lleva desaparecida desde el mes de diciembre del año pasado. Sin embargo, no se podrá confirmar oficialmente su identidad hasta que se le practiquen las pruebas de adn.

El lugar es demarcación de la Policía Nacional, que se ha encargado de la investigación. Investigadores del Grupo de Homicidios y una comisión judicial realizaron una inspección ocular del lugar, y están pendientes de las prácticas forenses para tratar de determinar la identidad del cadáver y las circunstancias de su muerte.

Junto a los restos aparecieron distintos efectos y la documentación de una mujer, una vecina de Palma de 62 años que está desaparecida desde el mes de diciembre del año pasado. Todos los indicios apuntan a que se trataría de ella, si bien su identidad no podrá ser confirmada oficialmente hasta que se le practiquen las pruebas de ADN, un procedimiento que puede demorarse varias semanas. En el lugar no se apreciaron signos que apunten a que se trató de una muerte violenta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook