16 de octubre de 2019
16.10.2019
Tribunales

Juzgarán a tres monitores del Mater Misericordiae por la muerte de una joven

El juzgado considera que pudieron incurrir en una imprudencia grave al dejar la piscina sin cerrar con llave

16.10.2019 | 02:45

Tres monitores del centro de educación especial de Palma Mater Misericordiae serán juzgados por un delito de imprudencia grave por la muerte de una joven con una grave discapacidad que se ahogó en una piscina el 13 de diciembre de 2018. Otros tres empleados quedan exculpados, ya que el juez instructor considera que no pudieron hacer nada para evitar el accidente.

Un juzgado de Palma instruye la investigación por la muerte de una joven de 31 años, que estaba ingresada en Mater Misericordiae porque sufría una grave discapacidad intelectual. Esta mujer falleció ahogada en la piscina del centro, cuya puerta de acceso no estaba cerrada con llave. La familia de la víctima ejerce la acusación particular representada por el letrado Eduardo Luna.

El juzgado mantiene en un auto que el auxiliar técnico que hacía funciones de socorrista no cerró la puerta de la piscina y se llevó la llave consigo cuando acabó sus clases ese día. Posteriormente envió un mensaje a los otros dos trabajadores de la piscina: "Las llaves de la piscina las tengo yo, si queréis luego me paso y cierro". A lo que las otras dos monitoras le contestaron que dejara las llaves en la portería.

Esto posibilitó que la joven discapacitada, cuando se escapó de sus monitores en el recreo, pudiera entrar en la piscina y cayera en su interior, por lo que falleció ahogada. El juez aprecia en esta conducta un posible delito de imprudencia grave con resultado de muerte en la conducta de los tres monitores encargados de la piscina, mientras que exculpa a los encargados de vigilar a la joven.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook