15 de octubre de 2019
15.10.2019
Tráfico

Un coche fuera de control se estrella contra una tienda en las Avenidas de Palma

El vehículo provocó grandes daños en un establecimiento de antigüedades

15.10.2019 | 12:44
Un coche fuera de control se estrella contra una tienda en las Avenidas de Palma

Un conductor perdió el control de su vehículo en la madrugada del martes y se metió con él en una tienda de antigüedades de las Avenidas de Palma [vea aquí las imágenes]. El hombre salió ileso, pero provocó enormes daños en el interior del establecimiento, donde hay piezas de arte y decoración de gran valor.

El accidente ocurrió sobre las cuatro y media de la mañana de este martes, cuando un coche Fiat Punto que circulaba por las Avenidas perdió el control en una curva y se estrelló contra la Boutique de la Plata, un establecimiento de compraventa de antigüedades y objetos de arte ubicado en el número 7 de la calle. El coche destrozó la cristalera y acabó metido completamente dentro del local, provocando grandes daños.

"Me han avisado a las cuatro y media de la madrugada", explicó Enrique Amaya Martín, uno de los dueños del establecimiento. "Al principio me creía que habían entrado a robar. Yo vivo aquí cerca y he venido correndo".

Cuando llegó a su local, el dueño se encontró con un panorama desolador. Un coche estaba dentro de la tienda y había destrozado numerosos objetos de gran valor.

Según le explicó la Policía Local, que acudió al local, el conductor debía ir a gran velocidad por las Avenidas. La calzada estaba mojada porque había llovido intensamente y ha perdido el control. Se ha estrellado contra el escaparate, que ha quedado destrozado, y se ha metido con el coche en el interior de la tienda. La Policía le hizo la prueba de alcoholemia y dio negativo.

"Aquí tenemos objetos de mucho valor", explicó Amaya. Muebles antiguos de entre 20.000 y 30.000 euros. Todavía no hemos cuantificado los daños, pero van a ser muy cuantiosos. Ha roto algunas figuras de arte oriental y objetos de cristal y plata".

Este martes por la mañana los propietarios del local trataban de recuperar la normalidad. Varios operarios estaban trabajando para arreglar los desperfectos y limpiar los restos desperdigados, mientras en el interior los empleados hacían un recuento de los objetos dañados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook