13 de octubre de 2019
13.10.2019
Semana negra

Lío por un móvil y una tablet encontrados en la calle

13.10.2019 | 01:06
Varios bomberos trasladan en camilla al perro herido al caer en ses Voltes.

Miguel encontró en 2017, con unas semanas de diferencia, un teléfono móvil y una tableta electrónica tirados en sendas calles de Palma. El hombre, de profesión vigilante de seguridad, entregó los dos aparatos en la Jefatura Superior de Policía para que sus propietarios pudieran recuperarlos.

El Código Civil establece que si después de dos años los efectos hallados no han sido reclamados por el propietario, se adjudicarán a la persona que los encontró. Así que Miguel, al haberse cumplido este plazo, acudió a la oficina de objetos perdidos del Ayuntamiento de Palma, donde están depositados, para que se los dieran. Sin embargo, el funcionario que le atendió le dijo que no era posible apelando a la ley de protección de datos, ya que los aparatos pueden contener información personal de sus dueños.

El vigilante no se ha dado por vencido. Hace ya un mes que pidió de manera formal y por escrito al Ayuntamiento la entrega del móvil y la tableta. Todavía no ha recibido respuesta.

Rescate de un dogo

El pasado miércoles hacia las ocho de la tarde los Bombers de Palma tuvieron que rescatar a un perro que sufrió una caída de 10 metros desde el muro de ses Voltes, junto a la catedral. Un militar que se encontraba en la zona colaboró con los equipos de emergencias para auxiliar al can. El animal, un dogo de Burdeos, sufrió importantes lesiones y fue trasladado de urgencia a una clínica veterinaria.

De calvià a cala major

Otra de animales. El jueves apareció una gatita en lo alto de un árbol en la calle Puig de Pollença, en Cala Major (Palma). El animal parecía estar muy asustado y se pasó todo el día maullando. Un ciudadano acabó trepando al árbol para rescatarla y desde la asociación Peluditos de Son Reus hicieron un llamamiento en las redes sociales para tratar de encontrar al dueño del felino. La propietaria resultó ser una vecina de Calvià vila, que llevaba varios días sin saber de ella. El animal, no se sabe cómo, había recorrido casi 20 kilómetros.

Que estudie otra cosa

La adolescente supuestamente implicada en la muerte de la madre de su novio en s'Arenal el pasado mes de mayo –ambos recluidos en un centro de menores– pidió acceder al régimen semiabierto para matricularse en un instituto de Palma y acudir a las clases. La fiscalía ha denegado su petición, basándose en un informe de los psicólogos que desaconsejan esta medida. La chica cursa ahora otros estudios, que no eran los que quería, sin salir del centro.

La familia es lo primero

Para el clan de Los Lobato quedó claro el pasado lunes que la familia es lo primero. Seis acusados permanecen presos y sus allegados estuvieron pendientes de ellos en todo momento el día del juicio. Les hicieron gestos y les saludaron desde detrás de una ventana. Y, cuando ya regresaban a la cárcel en un furgón, varios familiares les lanzaron besos al aire y les animaron. "¡Guapo!, ¡Te quiero", les dijeron.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook