07 de octubre de 2019
07.10.2019

Piden 12 años de cárcel a un hombre por abusar de su hija de 4 años

El acusado, un español de 43 años que estaba separado de la madre de la pequeña, presuntamente la sometió a tocamientos sexuales cuando se quedaba a dormir en su casa, en Palma

07.10.2019 | 02:45
El juicio se celebrará en la sección segunda de la Audiencia Provincial de Palma.

El fiscal solicita una pena de doce años de prisión para un hombre, español de 43 años, por un delito continuado de abusos sexuales a su hija, cuando tenía cuatro años de edad. Las agresiones presuntamente se cometieron cuando la pequeña se quedaba a dormir en el domicilio de su padre, que estaba separado de su madre. Según la fiscalía, el hombre aprovechaba esa situación para someter a la pequeña a tocamientos sexuales, que se habrían repetido en varias ocasiones a lo largo de seis meses.

Tanto la fiscalía como la acusación particular, ejercida por el letrado Ramón Caubet en representación de la familia de la niña, solicitan para el hombre una condena de doce años de prisión por un delito continuado de abusos sexuales. Además piden que se le imponga una prohibicion de acercarse a menos de 500 metros de la menor, a su domicilio o a los lugares frecuentados por ella durante un periodo de siete años una vez cumplida la condena. El hombre tampoco podría comunicarse con ella por cualquier medio durante este periodo.

Los hechos que serán juzgados presuntamente ocurrieron entre julio de 2015 y enero de 2016, cuando la niña tenía cuatro años de edad. Los padres estaban separados y la pequeña estaba bajo la custodia de su madre, aunque algunas veces acudía al domicilio paterno junto a su hermano en cumplimiento con el régimen de visitas que por aquel entonces tenía establecido.

Segun la fiscalía y la acusación particular, durante este tiempo el hombre sometió a su hija a tocamientos libidinosos en repetidas ocasiones. Estos abusos se cometían por la noche, cuando la niña estaba en la cama.

Esta situación provocó en la menor una situación de tristeza y ansiedad, por lo que tuvo que recibir asistencia psicológica por la Unidad de Tratamiento de Abuso Sexual Infantil del Consell de Mallorca.

El juicio se celebrará próximamente en la Audiencia Provincial de Palma.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook