13 de septiembre de 2019
13.09.2019

Imputan el atraco de una gasolinera de Palma a un delincuente en prisión

El asaltante estaba en la cárcel después de haber apuñalado a un hombre en La Soledat en agosto y haber atracado un salón de juegos la misma noche

13.09.2019 | 02:45
El atracador esgrime un cuchillo durante el asalto a una gasolinera de Palma.

Un atracador irrumpió en una gasolinera de Palma con el rostro cubierto. Mientras esgrimía un cuchillo, le exigió al empleado que le diera toda la recaudación que hubiera en la caja. La Policía Nacional ha esclarecido este delito ocho meses después. El delincuente ya estaba en prisión por apuñalar a un hombre en La Soledat y por asaltar un salón de juegos la misma noche de agosto.

Los hechos recién esclarecidos se cometieron el pasado 27 de enero en una gasolinera de Palma. El delincuente, de 42 años, irrumpió en la estación de servicio con el rostro cubierto, mientras portaba una cadena y un cuchillo.

Tras esgrimir el arma blanca de forma intimidatoria contra el empleado de la gasolinera, se produjo un forcejeo entre ambos. Finalmente, el delincuente consiguió hacerse con todo el dinero que había en la caja registradora.

Este delito se ha esclarecido un mes después de que el delincuente ingresara en prisión por intento de homicidio de un hombre, el pasado mes de agosto. El apuñalamiento de la víctima se produjo en la calle Ànimes del barrio palmesano de La Soledat. Esa misma noche, tras este delito, perpetró un atraco en un salón de juegos de la capital balear.

Así, el pasado 19 de agosto abordó a un joven de 33 años que acababa de salir del coche en la calle Ànimes. El asaltante esgrimió un cuchillo de veinte centímetros de hoja y le exigió que le entregara todas sus pertenencias. En primer lugar intentó asestarle una cuchillada en el estómago y la víctima la paró con las manos.

Después de un forcejeo, los dos cayeron al suelo. El atracador le asestó una cuchillada en el muslo, en el hombro y en el pecho antes de huir. La víctima se metió en el coche ensangrentada y luego fue llevada al hospital.

Reducido por los clientes

Esa misma noche, el asaltante fue a un salón de juegos. Sacó el cuchillo, amenazó a un camarero y le hirió en una mano. También esgrimió una jeringuilla, pero varios clientes le redujeron.

Investigadores de los grupos de Atracos y Homicidios de la Policía Nacional cruzaron los datos y se dieron cuenta de que la misma persona había cometido las dos fechorías. Ahora han esclarecido el atraco en la gasolinera cometido el pasado 27 de enero.

Por otra parte, a otro delincuente rumano, de 30 años se le ha comunicado la detención por un atraco en un salón de belleza de Palma. El asalto ocurrió en el barrio de es Rafal. Amenazó a varias personas con un cuchillo y les robó los móviles. Este malhechor también se encontraba en prisión. En este caso por cuatro agresiones sexuales a otras tantas mujeres en agosto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook