12 de septiembre de 2019
12.09.2019
Tribunales

Procesan a dos acusados de quemar tres fincas y siete coches en un incendio de contenedores

La jueza fija una fianza de 88.000 euros por los daños causados en el grave siniestro el pasado 21 de abril en s'Escorxador

11.09.2019 | 22:40

La jueza ha procesado a dos hombres acusados de provocar un grave incendio de contenedores que acabó afectando a tres fincas y siete vehículos el pasado mes de abril en la calle Poeta Guillem Colom, en Palma. La magistrada concluye la investigación imputándoles un delito de incendio con peligro para la vida e integridad de las personas, penado con hasta 20 años de prisión, por el riesgo que corrieron los vecinos de la zona, a los que fue preciso desalojar en plena madrugada. Además, fija una fianza civil de 88.000 euros para cubrir los daños causados en el siniestro y ratifica la prisión provisional de los dos acusados.

Los sospechosos, José F.D. y Francisco M.M., de 48 y 51 años, comparecieron ayer ante la titular del juzgado de instrucción número 10 de Palma, encargada del caso. Ambos mostraron su disconformidad con las acusaciones que pesan sobre ellos. José F.D. insistió en que se limitó a darle un mechero al otro acusado a la salida de un bar sin saber de sus intenciones, mientras Francisco M.M. se acogió a su derecho a no declarar.

La magistrada relata en el auto de procesamiento que existen indicios suficientes de la implicación de ambos en el grave incendio. Según la jueza, sobre las cinco menos cuarto de la madrugada del 21 de abril los dos hombres caminaban por la calle Poeta Guillem Colom, en la zona de s'Escorxador. Al llegar a la altura del número 10, donde había una batería de contenedores frente a un edificio habitado, José F.D. le dio un mechero a Francisco M.M. Este, con la intención de provocar un incendio y asumiendo el peligro que conllevaba por la proximidad de las viviendas, prendió fuego a un pañuelo de papel y lo arrojó a uno de los depósitos de basuras. Las llamas se extendieron con rapidez al resto de contenedores y a varios vehículos aparcados en las inmediaciones. El fuego llegó por la fachada hasta la tercera planta del edificio y fue necesario que los servicios de emergencias rompieran una cristalera para avisar a los vecinos, que estaban durmiendo y tuvieron que ser desalojados o confinados.

El siniestro causó daños valorados en 44.370 euros en las fincas de los números 8 y 9 de la calle Poeta Guillem Colom. También resultó afectado el edificio del número 10, que sufrió destrozos por valor de 10.612 euros. El incendio afectó además a siete coches y motocicletas por valor de entre 800 y 12.200 euros, mientras EMAYA fijó en 4.659 euros las pérdidas por la destrucción de los contenedores.

La jueza enumera como principales indicios contra los acusados la grabación de una cámara de movilidad del Ayuntamiento que grabó el momento del incendio, las declaraciones de varios testigos y la investigación de la Policía Nacional.

Con todo, la magistrada procesa a los dos hombres por un delito de incendio con peligro para la vida e integridad física de las personas, que acarrea penas de entre diez y veinte años de cárcel. El auto ratifica la situación de prisión provisional de los sospechosos, que fueron detenidos por la Policía tres días después del incendio. Finalmente, la jueza les requiere para que depositen una fianza de 88.000 euros con la que hacer frente a las posibles indemnizaciones a los perjudicados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook