08 de septiembre de 2019
08.09.2019
Semana negra

Una pescadilla oculta bajo las bragas en la cárcel

08.09.2019 | 01:28
Centro penitenciario de Palma.

El pasado miércoles por la mañana la Guardia Civil realiza un control entre las personas que hacen cola para visitar a sus familiares en la cárcel de Palma. Los Guardias llevan un perro especializado en la detección de drogas para evitar la entrada de estupefacientes en el centro. En la cola, el animal marca a una señora de unos setenta años que aguardaba para ver a su hijo preso. El animal insiste y señala con el hocico la zona de su pelvis. Los agentes y el personal de la cárcel sospechan que la anciana está tratando de llevar droga a sus hijo, lo que supone un delito grave. No es la primera vez que una madre es detenida por esta causa. La mujer es trasladada a un cuarto aparte y sometida a un cacheo por parte de una funcionaria, que se lleva la sorpresa de su vida. En el interior de las bragas, la señora llevaba una pescadilla frita envuelta en papel film, un guiso típico peruano hechos con patata y huevo, tres paquetes de caramelos Smint y cuatro botellitas monodosis de colonia. La mujer insistió en que no sabía que no le podía llevar comida a su hijo en prisión, pero llevaba los paquetes bien camuflados, y se había vestido con prendas holgadas para que no se le notaran. No cometió ningún delito, por lo que no fue arrestada, aunque sí infringió las normas de la prisión, por lo que le podrían prohibir las visitas a su hijo durante un tiempo.

Gamberros violentos

Una pareja paseaba su perro la medianoche del martes por la plaza de Madrid de Palma y recriminó a varios jóvenes el ruido que hacían. Al mismo tiempo, estos individuos habían causado daños a los coches estacionados en las proximidades. Lejos de hacer caso, los gamberros se encararon con la pareja. Uno de ellos rompió una botella y la esgrimió amenazante contra el marido. "Así te voy a dejar la cara", le espetó. Su esposa se interpuso y recibió un golpe en el pecho. Un agente de la Policía Local acudió al lugar. Dos de los jóvenes estaban muy alterados y el policía sacó la defensa. Finalmente los dos sujetos fueron detenidos por los delitos de amenazas, daños y lesiones leves.

Bons cops


Tres agentes de la Policía Local de Palma están causando auténtica sensación en el concurso Jo en sé més que tú de IB3. Gaspar, Rafel y Javier participan con el nombre de 'Bons Cops' y hacen continuas demostraciones de su cultura general y de sus conocimientos sobre las materias más dispares. No obstante, en uno de los programas dejaron bien claro que su profesión es la de policías. Un miembro del equipo se paseaba a oscuras, con capucha y con una linterna como si de un ladrón se tratara. Los tres agentes no vacilaron. Nada más llegar junto a él, se lo llevaron del plató en volandas.


Una fiscal en apuros


Una fiscal sufrió el pasado viernes un repentino ataque de afonía en plena jornada de juicios. La funcionaria tuvo que hacer esfuerzos sobrehumanos para poder celebrar las vistas que le quedaban. Por fortuna, eran conformidades y no tuvo que forzar demasiado la voz.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook