06 de septiembre de 2019
06.09.2019

El velero interceptado con una tonelada de cocaína fue preparado en Alcúdia

La Policía comprobó que los narcos estaban acondicionando el barco para transportar la droga

06.09.2019 | 01:59

Los seis narcos detenidos en Gales con 950 kilos de cocaína en un velero comprado en Mallorca acondicionaron el barco durante semanas para transportar la droga en el Port d'Alcúdia. La Policía Nacional, tras recibir información de la Agencia Nacional contra el Crimen (NCA) británica vigiló los movimientos de esta banda en la isla, de donde zarparon en abril para dirigirse a Surinam y cargar allí los estupefacientes que pretendían desembarcar en Europa.

Los investigadores británicos detectaron la llegada a Mallorca de esta banda, asentada en Reino Unido y que utilizaba veleros para transportar grandes cantidades de cocaína desde Sudamérica a Europa. La Policía, al recibir esta información, puso a la Brigada Central de Estupefacientes y a los agentes antidroga de Palma a investigar a este grupo.

Los policías descubrieron desde el pasado mes de enero constantes viajes a la isla por parte de los narcos. Estaban ultimando los preparativos para un nuevo viaje. Durante semanas, los investigadores siguieron sus pasos y comprobaron que habían comprado un velero llamado Atrevido, amarrado en el puerto deportivo Marina de Bonaire del Port d'Alcúdia. Los traficantes lo acondicionaron durante semanas para ocultar el cargamento de cocaína.

Lista para su cometido, la embarcación zarpó de Mallorca en abril. La primera parada fue en Ayamonte (Huelva), donde los agentes consiguieron identificar a tres miembros de la banda. El Atrevido llegó a Tenerife el 20 de junio, con la matrícula ya borrada para obstaculizar las pesquisas. Tres días después puso rumbo a Surinam, a donde arribó el 31 de julio. Una vez allí, los narcos ocultaron la droga en el casco y diversos habitáculos y regresaron a Europa.

Los guardacostas británicos interceptaron la embarcación el 27 de agosto al norte de Gales y, después de tres días de búsqueda, hallaron los 950 kilos de cocaína en su interior. Los dos tripulantes fueron detenidos a bordo y los otros cuatro sospechosos, en tierra. Son cinco hombres de entre 22 y 53 años y una mujer de 30 años, todos de origen galés.

La NCA británica y la Policía Nacional española mantienen abierta la investigación y no descartan nuevas detenciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook