05 de septiembre de 2019
05.09.2019

Encarcelan al ladrón de maletas de Son Sant Joan tras ser detenido robando otra vez

El delincuente también había incumplido un mandamiento judicial por el que se había decretado su destierro de Mallorca tras una oleada de robos

04.09.2019 | 23:34
El ladrón multirreincidente en el aeropuerto de Palma.

Un hiperactivo ladrón de maletas del aeropuerto de Palma volvió a las andadas al poco de ser detenido. Tampoco le importó en absoluto volver a reincidir pese a tener en vigor una orden judicial que decretaba su destierro de Mallorca. Después de esta nueva detención, el juez decretó su ingreso en prisión por estos nuevos hurtos y por quebrantamiento de la medida cautelar dictada contra él.

Así agentes de la Policía Nacional mostraron su sorpresa al toparse de nuevo en las instalaciones aeroportuarias con un viejo conocido. Este delincuente argelino, de 38 años, robaba de manera compulsiva maletas y otros efectos personales de los pasajeros más desprevenidos de Son Sant Joan.

Los policías le habían detenido después de que quedara acreditada su participación en al menos una decena de hurtos. Así, el pasado 15 de agosto este ladrón fue detenido por esta oleada de robos al descuido en el aeropuerto. Muchos de los golpes los perpetró en el aparcamiento, alguno de ellos agazapado tras un vehículo.

Al ser puesto a disposición judicial el pasado 17 de agosto, el juez de guardia le impuso como medida cautelar el destierro de Mallorca. El mandamiento judicial debía cumplirlo en un plazo máximo de 24 horas. De lo contrario volvería a ser detenido por quebrantamiento de la orden del juez y podría acabar en prisión.

Caso omiso al juez


El delincuente multirreincidente no solo hizo caso omiso al mandamiento judicial de permanecer en la isla. También volvió al aeropuerto de Palma para proseguir con su actividad delictiva como si tal cosa.

Cuando los policías destinados en Son Sant Joan miraron en fechas posteriores las grabaciones de las cámaras de videovigilancia, observaron con incredulidad cómo este individuo aparecía de nuevo en acción.

A continuación, su detención se consideró como algo prioritario. Numerosos dispositivos policiales se desplegaron por las instalaciones aeroportuarias para tratar de capturarle antes de que volviera a delinquir. El ladrón se vestía como un pasajero normal para tratar de pasar desapercibido y aproximarse al pasajero. Luego le sustraía la maleta e incluso forcejeaba con la víctima. Tras ser detenido por enésima vez, el juez ordenó su ingreso en prisión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook