04 de septiembre de 2019
04.09.2019

Interceptan en Gales un velero comprado en Mallorca con una tonelada de cocaína

La embarcación zarpó de la isla, hizo escala en Ayamonte y en Tenerife antes de cargar la droga en Surinam y volver con ella a Europa

04.09.2019 | 11:20
Interceptan en Gales un velero comprado en Mallorca con una tonelada de cocaína

Un velero comprado en Mallorca fue utilizado para un gran transporte de droga. El barco fue interceptado frente a las costas de Gales, en el Reino Unido, con casi una tonelada de cocaína, 950 kilos, en su interior después de un viaje a Surinam. Las seis personas que viajaban en el barco fueron detenidas gracias a una investigación conjunta de la Policía Nacional y la Agencia Nacional del Crimen (NCA, en sus siglas en inglés) de Gran Bretaña.

Los hechos se remontan a varios meses antes. El velero Atrevido había sido adquirido en Mallorca. Según fuentes náuticas consultadas, sus compradores mostraron desde el primer momento un inusitado interés por hacer una reforma en la embarcación para aumentar su capacidad.

El barco zarpó de la isla y recaló en primer lugar en la localidad de Ayamonte, en Huelva. Agentes de la Policía Nacional ya identificaron entonces a varios miembros de la organización. Desde allí el barco puso rumbo a Tenerife. Esta era la última escala antes de afrontar la travesía del Atlántico.

Un primer hecho significativo confirmó las sospechas en torno a la verdadera intención de los patrones y la tripulación de este velero para emprender la singladura: la matrícula había sido borrada del casco de la embarcación.

Investigados desde diciembre

Las pesquisas ya se habían iniciado a finales del pasado año, en diciembre de 2018. La Policía Nacional recibió información de la Agencia Nacional del Crimen británica en la que una supuesta organización criminal del Reino Unido dedicada al tráfico de drogas tenía previsto desplazarse a Mallorca.

En concreto, dos miembros destacados de esta banda tenían planeado viajar a la isla para comprar un velero. En sus intenciones ya figuraba utilizar esta embarcación para emprender un viaje a Sudamérica. Su objetivo podría ser el transporte de cocaína y uno de sus potenciales mercados para vender la sustancia estupefaciente podría ser España.

A partir de esta información suministrada por las autoridades británicas, investigadores de la Jefatura Superior de Policía de Balears se encargaron del caso. Fruto de numerosas pesquisas, los expertos de la Policía Nacional comprobaron que los sospechosos habían adquirido en Mallorca el velero Atrevido.

El motivo de esta adquisición era altamente probable que fuera el tráfico de cocaína. Máxime cuando los nuevos propietarios ya habían mostrado un gran interés por hacer una reforma de gran envergadura en la embarcación. El motivo más que previsible de que estos trabajos era aumentar la capacidad para almacenar y camuflar la droga.

A partir de este momento, todos los movimientos del 'Atrevido', de sus compradores y tripulantes fueron seguidos con discreción por efectivos de la Policía Nacional. En primer lugar, en Ayamonte se confirmó la identidad de los tripulantes y en Tenerife comprobaron que habían borrado la matrícula del casco para tratar de que la embarcación pasara completamente desapercibida.

Unos días después, el velero zarpó por el Atlántico con destino a Surinam. Después de una breve estancia en el país sudamericano para recoger la droga, la embarcación volvió a cruzar el océano con destino a Europa.

Cuando el velero se encontraba frente a la costa de Gales, fue abordado por las autoridades británicas. En el interior hallaron 950 kilos de cocaína y detuvieron a dos tripulantes y a cuatro pasajeros. Todos eran miembros de la misma organización de narcos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook