02 de septiembre de 2019
02.09.2019
Emergencia

Se desploma una cornisa de 55 metros de la antigua sede de la Autoridad Portuaria

Como medida de precaución, se han cortado dos carriles de la avenida Adolfo Suárez, en sentido Aeropuerto, y se ha cortado el primer pasaje del Moll Vell

02.09.2019 | 10:16
Se desploma una cornisa de 55 metros de la antigua sede de la Autoridad Portuaria

Unos 55 metros de cornisa, de dos toneladas de peso, de la antigua sede de la Autoridad Portuaria de Balears (APB), cayeron este lunes por la mañana por causas desconocidas, aunque el incidente no produjo heridos, según informaron fuentes del Puerto. El incidente ocurrió a las 8:50 horas, cuando cayó un tramo de cornisa de la antigua sede ubicada en el Moll Vell, edificio en el que se realizan obras de remodelación desde hace meses. En total se derrumbaron 40 metros de la cornisa de la fachada sur y otros 15 metros de la fachada este.

Los cascotes cayeron al suelo y solamente provocaron daños materiales. Por fortuna, ningún coche ni peatón había acertado a pasar por ese lugar en el momento de producirse el colapso.

Dotaciones de Bombers de Palma acudieron a la zona y permaneciron una hora en el lugar para supervisar y valorar la situación. Finalmente, determinaron que la estructura del edificio no estaba afectada, por lo que abandonaron el lugar dejando paso a los técnicos de la obra para solucionar el incidente.

Inicialmente se cerraron al tráfico dos carriles de la avenida Adolfo Suárez en dirección al aeropuerto de Palma, aunque luego el corte se redujo a un solo carril y al primer pasaje del Moll Vell, en el tramo de calle que une la antigua sede de la Autoridad Portuaria con la nueva. Agentes de la Policía Local regularon el tráfico en ese punto, pero las retenciones de vehículos en el Paseo Marítimo fueron inevitables.

La entidad apuntó que las labores que se llevaron a cabo tras el desplome de la cornisa consistieron en retirar los cascotes caídos, apuntalar el resto de la cornisa que quedaba en pie para consolidar la estructura y continuar con las obras de remodelación.

El edificio en obras y al que se dará uso público es de estilo neoclásico, está catalogado y fue construido en 1940, aunque en 1955 fue ampliado. Cuenta con más de 3.000 metros cuadrados repartidos en tres plantas. En la parte superior se abrirá un restaurante, mientras que en la segunda está previsto que haya una sala de exposiciones permanentes, además de un auditorio para 200 personas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook