01 de septiembre de 2019
01.09.2019
Semana negra

Trifulca en Son Banya por un noviazgo

01.09.2019 | 02:45

Dos jóvenes de Son Banya mantienen una relación de pareja que no gusta al tío de la chica. El hombre no acepta el noviazgo y la cosa estuvo a punto de acabar mal el pasado jueves. El chico fue a recoger a su novia a casa de ella después de que las dos familias dieran el visto bueno. Pero el hombre, erre que erre, mostró de nuevo su oposición. A gritos, amenazó de muerte al chaval y acabó montando en un coche con el que circuló de forma temeraria por el poblado. Tuvo que intervenir la Policía Nacional, que detuvo al hombre por delitos de amenazas y contra la seguridad vial. Al día siguiente, quedó libre tras comparecer ante el juez de guardia.

Vergonzante gestión


Lo que ocurrió esta semana en un incendio en los depósitos de CLH de Palma debería hacer reflexionar a más de uno. Un camión empezó a arder el jueves en las instalaciones, donde se almacena una enorme cantidad de combustible. Una situación que cualquiera calificaría de peligrosa. Pues bien, tuvo que ser una ciudadana la que, alarmada por la humareda, avisara a los bomberos de lo que estaba ocurriendo. Ni el camionero ni los empleados de la planta dieron aviso de lo ocurrido, y el 112 no tenía constancia del incidente. Para más inri, no había ni una sola patrulla de la Policía Local de Palma ni de la Policía Nacional disponible para desplazarse al lugar. Los bomberos acudieron rápidamente a la planta de CLH y en cuestión de minutos lograron extinguir el incendio.

La angustia de una madre


Una mujer empezó a gritar el jueves por la noche desde el balcón de su casa, en la barriada palmesana de Son Cladera. Pedía auxilio porque se había quedado encerrada en la terraza y su bebé estaba solo dentro de la vivienda. Bomberos y policías acudieron rápidamente al inmueble. Con una autoescala, lograron abrir la puerta. El pequeño estaba en perfecto estado.

Siempre de servicio


Un agente de la Policía Local de Palma, que estaba fuera de servicio, circulaba de madrugada por la autopista de Inca. De pronto, vio en mitad de la calzada a un anciano deambulando. Ante el evidente peligro de que lo atropellaran, el policía se situó a su altura y lo protegió con su propio automóvil. El hombre estaba totalmente desorientado. El agente logró que montara en su coche y alertó a una ambulancia.

Atraco a un periodista


Un periodista mallorquín viajó este verano a San Sebastián para asistir a una boda. Al regresar de madrugada a su hotel, fue abordado por un hombre que le propinó un golpe en la cabeza al parecer para arrebatarle el móvil. La víctima tiró de sus conocimientos de boxeo para hacerle frente. El caso está en los juzgados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook