29 de agosto de 2019
29.08.2019

Finaliza la identificación de las víctimas del accidente aéreo de Inca

Las tareas para confirmar la identidad de las siete víctimas se han visto complicadas por el origen extranjero de cinco de ellas

29.08.2019 | 15:42
Finaliza la identificación de las víctimas del accidente aéreo de Inca

La Guardia Civil completó este jueves la identificación de las siete víctimas del accidente aéreo ocurrido el pasado domingo en Inca, tras la colisión en el aire de un ultraligero y un helicóptero.

El jueves al mediodía finalizó la identificación llevada a cabo en el Laboratorio Central de Criminalística, con sede en Madrid, tras analizar las muestras de ADN que faltaban, relativas a cuatro víctimas alemanas, según detalló el instituto armado en un comunicado.

Según los investigadores, la labor de identificación se vio dificultada por tratarse de fallecidos procedentes de otros países, donde tuvieron que solicitar muestras de familiares para realizar los cotejos genéticos.

El accidente aéreo ocurrió el domingo sobre las 13.35 horas, cuando las dos aeronaves chocaron en el aire sobre la carretera vieja de Costitx y cayeron por separado: el helicóptero de la empresa Rotorflug en una finca rural denominada Ca la Veritat, y el ultraligero en el camino Pout d'en Taric, junto a otra vivienda. La aeronave estaba pilotado por Cedric Leoni, nacido en Italia y residente en Mallorca.

El helicóptero, de matrícula DHOTT, había despegado a las 10.15 horas del aeródromo de Son Bonet, en el municipio mallorquín de Marratxí, y se dirigía hacia Camp de Mar, en Andratx, tras haber recogido a la familia alemana Inselkammer, formada por una pareja y sus dos hijos menores en Manacor.

En cuanto al ultraligero, con matrícula EC-GU1, su piloto era el empresario valenciano Juan José Vidal Calero y volaba acompañado de su amigo Gustavo Adolfo Serrano. Habían salido del aeródromo de Binissalem en el segundo vuelo que realizaba el aparato esa mañana.

Identificación forense


El pasado lunes los forenses del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de las Illes Balears ya tenía identificados, sin ningún género de dudas, los restos de las siete víctimas mortales del accidente aéreo de la zona del Raiguer. La identificación y otra documentación sobre las causas de los óbitos fue remitida al juzgado de instrucción 2 de Inca, encargado de la causa. Sin embargo, quedaba la confirmación de los expertos de la Guardia Civil sobre algunas de las víctimas para lo que han sido necesarias pruebas de ADN.

Las primeras actuaciones de ese juzgado fueron, además de la autorización el domingo para el levantamiento de los cadáveres, la atención a los familiares de las víctimas.

De forma paralela, siguen los trabajos de los expertos de Aviación Civil para aclarar las causas de la colisión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook