17 de agosto de 2019
17.08.2019

La Policía concluye que la piscifactoría se incendió por una sobrecarga eléctrica

Los investigadores atribuyen el siniestro a causas accidentales y descartan que el fuego se iniciara de forma intencionada

17.08.2019 | 01:38
Investigadores de la Policía Científica, ayer, en el interior de la piscifactoría afectada.

La nave de cultivo larvario de Aquicultura Balear en Palma se incendió la madrugada del pasado jueves debido a una sobrecarga eléctrica. Los investigadores de la Policía Científica de la Policía Nacional llegaron ayer a esta conclusión después de examinar minuciosamente las instalaciones afectadas. De acuerdo con el análisis de los especialistas, el fuego se inició de manera accidental y se descartaba que hubiera existido algún tipo de intencionalidad.

Una vez que los últimos rescoldos del incendio en la piscifactoría de se habían enfriado, efectivos de la Policía Científica realizaron una exhaustiva investigación para tratar de establecer cómo se había producido la secuencia del incendio.

El fuego quedó localizado en una nave de unos 2.000 metros cuadrados del recinto destinada al cultivo larvario. En esos instantes, la piscifactoría realizaba una parada técnica en la producción. Esta circunstancia contribuyó positivamente a que ningún pez resultara afectado.

Los expertos de la Policía Científica determinaron que el origen del fuego era una sobrecarga eléctrica en la instalación. El intenso calor hizo fundirse la lona de plástico que la cubría y las llamas se propagaron con celeridad por doquier. Tanques, tuberías y las bombas de agua, entre otros dispositivos, quedaron completamente destrozados. Los investigadores no hallaron entre los vestigios sustancias acelerantes que sustentaran la hipótesis de un origen intencional del siniestro.

El incendio se inició sobre la una y media de la madrugada en una de las cuatro naves que Aquicultura Balear tiene en es Carnatge. Las llamas alcanzaron grandes proporciones a escasos metros de distancia del Hospital Sant Joan de Déu. De hecho, facultativos del centro sanitario se movilizaron hasta el lugar del siniestro por si era precisa su intervención.

De noche contra el fuego

Todas las dotaciones de Bombers de los parques de Son Malferit y la Playa de Palma se movilizaron para sofocar las llamas en la piscifactoría. Los esfuerzos de los bomberos por contener las llamas se prolongaron durante toda la madrugada. Sobre las seis y media de la mañana el incendio se declaró extinguido.

Las primeras estimaciones apuntan a que el incendio de la nave de Aquicultura Balear ha ocasionado pérdidas millonarias. La piscifactoría es la mayor productora de doradas y lubinas. Alberto Morente, su director, aseguró en declaraciones a este periódico que hasta dentro de un año no se recuperarán del desastre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook