17 de agosto de 2019
17.08.2019
Investigación

Muere un hombre de 68 años en Palma tras precipitarse desde un segundo piso

La víctima había dejado en su vivienda una carta en la que anunciaba su intención de suicidarse

17.08.2019 | 11:56
Muere un hombre de 68 años en Palma tras precipitarse desde un segundo piso

Un hombre de 68 años murió ayer, a primera hora de la mañana, después de precipitarse desde  un segundo piso en Palma. La víctima falleció en el acto tras una caída de diez metros e ir a parar junto a la piscina comunitaria. Las primeras hipótesis apuntan a que se habría suicidado, ya que hallaron una carta en el inmueble en la que supuestamente anunciaba sus intenciones.

Los hechos ocurrieron sobre las siete y media de la mañana en un inmueble situado en el número 3 de la calle Almirall Cervera, en el barrio de Son Armadans de Palma. Un hombre de 68 años, que residía en el segundo piso, se precipitó por la ventana y falleció en el acto.

Los trabajadores de un hotel cercano dieron la voz de alarma y avisaron a los servicios de emergencia tras encontrarse el cuerpo. Un dispositivo especial se activó de inmediato en torno a lugar donde había sido hallada la víctima. Las asistencias sanitarias del Ib-salut no pudieron hacer nada por su vida y certificaron su defunción.   También se desplazaron agentes de la Policía Nacional para tratar de esclarecer las causas de su muerte.

Al no poder acceder al domicilio, los policías han pidieron la asistencia de los bomberos. Una dotación de Bombers de Palma se encargó de forzar la puerta de la vivienda. En el interior, sobre una mesa, han encontrado una carta de despedida en la que, supuestamente, anunciaba sus intenciones de acabar con su vida. A su lado había colocado las escrituras de la vivienda.

En un primer momento se planteó si la muerte pudiera habido tener un carácter accidental. Al parecer, el hombre tenía por costumbre asomarse a la ventana para fumar con medio cuerpo fuera. "Hace unos días le vi fumando con las piernas colgando por fuera de la ventana. No me atreví a decirle nada no fuera que se asustara y se cayera", indicó un empleado de hotel cercano.

Investigación


Investigadores del Grupo de Homicidios se encargaron del caso. El óbito fue comunicado al Juzgado de Instrucción número siete, que estaba a esa hora en funciones de guardia. El forense solo halló en el fallecido lesiones compatibles con la caída y el juez ordenó el levantamiento del cadáver. El furgón de los servicios funerarios trasladó el cuerpo al Instituto de Medicina Legal, donde le será practicada la autopsia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook