14 de agosto de 2019
14.08.2019

Fuego en el paraíso de es Trenc

Un centenar de bañistas tuvo que ser desalojado de la playa mientras los servicios de extinción se encargaban de sofocar las llamas - El incendio forestal consumió 250 metros cuadrados de pinar dunar situado en las proximidades del tercer búnker

14.08.2019 | 12:09
Fuego en el paraíso de es Trenc

Una espesa cortina de humo se alzó ayer en una zona boscosa y de dunas situada entre ses Covetes y Es Trenc. Un profundo temor afloró en los bañistas ante el peligro de que una de las playas más paradisíacas de Mallorca corriera peligro de sufrir graves daños. En torno a un centenar de bañistas tuvo que ser desalojado de la zona como medida de precaución. La acción combinada de Bombers de Mallorca y medios aéreos y terrestres del Institut Balear de la Natura (Ibanat) atajó de inmediatos los destrozos de pinar dunar. El fuego consumió 250 metros cuadrados de bosque.

El fuego se inició sobre las doce menos cuarto del mediodía a la altura del tercer búnker de la playa de es Trenc [vea aquí las imágenes del incendio].. Los bañistas de la zona y los tripulantes de embarcaciones que navegaban por la zona fueron los primeros en dar la alarma en los servicios de emergencia. El humo desprendido por el incendio era visible a una distancia considerable de la costa.

En primer lugar, los socorristas  desalojaron de la zona a un centenar de bañistas que se encontraba en las proximidades del fuego. Los retiraron hasta un aparcamiento situado en las proximidades.

De inmediato, un importante despliegue antiincendios se puso en marcha. El Ibanat activó un avión, dos helicópteros, una autobomba, 17 brigadistas, tres agentes medioambientales y dos técnicos forestales.

Por su parte, Bombers de Mallorca movilizaron dotaciones procedentes de los parques de Felanitx y de Llucmajor hasta la zona de ses Covetes. Del primero actuaron un sargento y cuatro bomberos y seis bomberos del segundo.

La proximidad del foco del incendio al mar hizo que los medios aéreos cobraran una crucial importancia para sofocar el fuego. Tanto el avión como los helicópteros cargaron sus respectivos depósitos de agua de mar. A continuación, realizaron sucesivas descargas para tratar de frenar cuanto antes el avance de las llamas. Mientras, los medios terrestres trabajaban a ras de suelo para refrescar el terreno y evitar que el fuego se reavivara.

"Salimos del bar con cubiteras"


Al ver que uno de los parajes más paradisíacos corría un serio peligro, algunos de los testigos quisieron poner su grano de arena para  tratar de apagar el fuego. "Salimos del bar con cubiteras para tratar de apagarlo", indicó el encargado de un bar de la zona.

El Ayuntamiento de Campos hizo ayer un llamamiento a la tranquilidad al tiempo que agradeció la labor de los servicios de extinción. La Guardia Civil investiga las causas del incendio en ses Covetes, que aún no se han determinado.

Por otra parte, otro incendio forestal se declaró sobre las 16.50 horas de ayer en sa Muntanyeta, situada en Selva.  Efectivos del Ibanat lo sofocaron tras consumir 0,11 hectáreas de masa forestal.


Compartir en Twitter
Compartir en Facebook