14 de agosto de 2019
14.08.2019
Investigación

Una banda estafó 500.000 euros con falsas reclamaciones a Amazon en Mallorca

Los sospechosos adquirían efectos en plataformas de comercio on line, y devolvían los paquetes tras quedarse el contenido

13.08.2019 | 20:28
Una banda estafó 500.000 euros con falsas reclamaciones a Amazon en Mallorca

La Policía Nacional ha intervenido 250.000 euros en bitcoins a una banda desarticulada en Mallorca el pasado mes de julio que habría defraudado unos 500.000 euros a empresas de comercio electrónico, en especial a Amazon, a las que adquirían paquetes con diferentes productos, que devolvían, tras quedarse el contenido para revenderlo. La operación Ragón se ha saldado con cinco detenidos, cuatro en Palma y uno en Barcelona.

Como adelantó en exclusiva DIARIO de MALLORCA, la investigación, realizada por el Grupo de Delitos Tecnológicos de la Policía Nacional de Palma, se inició cuando se detectó la existencia de una banda organizada que se dedicaba a cometer estafas continuadas a empresas de paquetería electrónica, en especial Amazon.

La banda se dedicaba a adquirir grandes cantidades de productos electrónicos a través de estas plataformas de comercio on line. Cuando recibían el paquete en su domicilio, sacaban el contenido y lo rellenaban con tierra hasta alcanzar un peso similar al original. Y acto seguido lo devolvían. Siguiendo su política de ventas, estas grandes compañías de comercio electrónico devolvían de inmediato el importe del producto, antes de comprobar el contenido del paquete.

Los sospechosos presuntamente vendían los artículos adquiridos ilegalmente en otras plataformas de compraventa por internet. Los integrantes del grupo llegaron a conseguir una gran cantidad de dispositivos electrónicos y material informático, con un valor aproximado de unos 500.000 euros, según la Policía. Esta cifra, sin embargo, se puede incrementar ya que los sospechosos seguían operando de forma continuada hasta el momento de su detención.

Las gestiones policiales permitieron localizar al cabecilla de la banda en un domicilio de Marratxí, aunque el grupo actuaba también desde otras localidades de Mallorca y Barcelona.

Una vez identificados los miembros del grupo, todos ellos jóvenes veinteañeros, los agentes del Grupo de Delitos Tecnológicos iniciaron la última fase de la operación Ragón. En esta fase fueron detenidos los cinco presuntos miembros del grupo, cuatro en Mallorca y uno en Barcelona. La Policía realizó también registros en dos domicilios de Marratxí y uno en Barcelona, y se intervino numeroso material electrónico e informático que había siso adquirido con el botín del fraude.

Las gestiones policiales han permitido intervenir también 250.000 euros en bitcois, que estaban distribuidos en diferentes carteras virtuales y casas de cambio, así como en otras monedas virtuales. Los agentes han inmovilizado también múltiples cuentas on line de plataformas de pago por un valor de unos 20.000 euros, así como un vehículo adquirido con el dinero defraudado y doce cuentas bancarias de diferentes entidades y 39 tarjetas asociadas a ellas.

De esta forma la Policía considera desarticulado un grupo organizado al que se le imputan estafas continuadas y blanqueo de dinero.

Dos los jóvenes detenidos en la operación en Mallorca pasaron a disposición judicial el pasado 19 de julio. El juzgado les impuso una fianza de 3.000 euros a cada uno.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook