23 de julio de 2019
23.07.2019
Emergencia

Los desalojados por el incendio de la calle Caracas pueden volver a sus casas

Un equipo de técnicos municipales y bomberos revisaron ayer las viviendas afectadas

23.07.2019 | 02:45

Varios técnicos municipales, acompañados por bomberos de Palma, revisaron ayer por la mañana las viviendas aledañas a laque el domingo quedó destruida por un incendio en la calle Caracas, en la barriada de Nou Llevant, y concluyeron que pueden volver a ser habitadas. Los vecinos de media docena de pisos que pernoctaron ayer fuera de sus casas han podido volver a instalarse allí. Mientras, la inquilina del piso donde se declaró el fuego, una mujer rusa de 45 años, sigue ingresada en estado grave en el hospital Vall d'Hebron de Barcelona. Su hijo, de once años, está en Son Espases en buen estado, a la espera de que los Servicios Sociales se hagan cargo de él.

El violento incendio desatado el domingo por la mañana arrasó totalmente un piso en la quinta planta del número 8a de la calle Caracas, en la barriada de Nou Llevant, en Palma. La inquilina, una mujer rusa de 45 años, sufrió graves quemaduras, y su hijo, de once años, y varios vecinos resultaron intoxicados.

Las llamas destruyeron totalmente su piso y causaron grandes daños en el rellano y la escalera del edificio, así como en las puertas de sus vecinos. Siete viviendas –las tres de al lado y las cuatro de la planta superior– fueron desalojadas y sus moradores tuvieron que pasar la noche en casas de amigos o familiares.

Ayer por la mañana, dos técnicos municipales y un equipo de bomberos revisaron las viviendas afectadas para comprobar si los vecinos podían volver. Los técnicos concluyeron que el único piso inhabitable es aquel en el que se declaró el incendio. Respecto al resto, aunque algunos presentaban graves daños en las puertas, los técnicos determinaron que podían volver a ser ocupados.

Los especialistas remarcaron a los vecinos la necesidad de acometer cuanto antes la limpieza y pintado del rellano, ya que los restos de la combustión son muy tóxicos. Algunos vecinos explicaron que no tienen ningún tipo de seguro, ya que viven de alquiler y las casas son propiedad del Ibavi, por lo que esperan que el instituto municipal se encargue de reparar estos desperfectos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook