10 de julio de 2019
10.07.2019
Emergencia

Cuatro fuegos forestales ponen en jaque a los servicios de extinción de Mallorca

Un incendio arrasó 50 hectáreas en Escorca y otros tres se declararon ayer en Formentor, Cala en Basset y Tossals Verds

10.07.2019 | 00:16
Cuatro fuegos forestales ponen en jaque a los servicios de extinción de Mallorca

Los servicios de extinción de incendios de Mallorca vivieron ayer su peor jornada del año, con cuatro fuegos en diferentes áreas forestales de Mallorca. El peor fue el que se declaró el lunes por la noche, al parecer a causa de un rayo, en las proximidades de la ermita de Sant Llorenç, en Escorca, que anoche se estabilizó tras arrasar cerca de 50 hectáreas de monte. Por la mañana se declaró otro fuego en Formentor, que pudo ser extinguido tras quemar poco más de media hectárea de pinar. Sobre las cinco de la tarde se registró otro incendio en una zona de bosque cercana a Cala en Basset, en Andratx, y una hora después se declaró otro en Tossals Verds.

El incendio de Escorca comenzó sobre las diez menos veinte de la noche del lunes, a consecuencia de una tormenta eléctrica que esa tarde había causado ya otros dos fuegos en Puntiró (Palma) y Alaró, que fueron controlados. Este fuego se declaró en una zona muy agreste y la falta de luz impidió la actuación de los medios aéreos. Hubo que esperar a que amaneciera ayer para tratar de atajarlo, y para entonces ya se había extendido.

Dotaciones de los Bombers de Mallorca y del Ibanat, con tres aviones y dos helicópteros, iniciaron los trabajos de extinción a primera hora de ayer. Durante la mañana se sumaron al operativo dos hidroaviones desplazados expresamente desde su base en Requena (Valencia). El fuego fue estabilizado pasadas las nueve y media de la noche y, según las estimaciones del Ibanat, había arrasado con cerca de 50 hectáreas de monte.

La situación se complicó ayer cuando, sobre las nueve y veinte de la mañana, se declaró otro fuego en un pinar de Formentor. Los responsables del operativo tuvieron que desviar parte de los medios de extinción a este fuego, que durante la mañana obligó a cortar la carretera de acceso al faro. Este fuego fue extinguido sobre las nueve de la noche, tras afectar a un área de poco más de media hectárea de arbolado.

Para acabar de complicar el día, sobre las cinco de la tarde se declaró otro incendio en una zona de monte en Cala en Basset, cerca de Sant Elm (Andratx). Al lugar se desplazaron nuevos equipos de Bombers de Mallorca e Ibanat, que trataban de acotar el fuego por tierra, con la ayuda de los helicópteros, que cargaban agua de una piscina de s'Arracó. Casi tres hora después, el fuego fue controlado y quemó 2,8 hectáreas.

Y a las seis se registró otro fuego en Tossals Verds, entre Escorca y Alaró. De nuevo fue necesario detraer medios de extinción de otros incendios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook