18 de junio de 2019
18.06.2019

Un conserje de la Autoridad Portuaria reanima a una mujer en parada cardiaca

El trabajador utilizó un desfibrilador de la institución y dos médicas, que paseaban por el lugar, atendieron a la víctima

18.06.2019 | 13:09
Desfibrilador en la sede de la Autoridad Portuaria de Balears.

Un conserje de la Autoridad Portuaria logró reanimar a una turista que estaba sufriendo un ataque cardiaco en la calle. El trabajador sacó un desfibrilador de la institución y comenzó a aplicárselo a la víctima. Además, dos médicas que paseaban por el lugar atendieron a la afectada y prosiguieron con las maniobras de reanimación hasta la llegada de una ambulancia. Una vez estabilizada, la mujer fue trasladada a Son Espases.

Los hechos ocurrieron sobre las dos y media de la tarde del lunes. Un extranjero, muy nervioso, acudió al edificio de la Autoridad Portuaria de Balears, en el número 5 del Moll Vell, para pedir auxilio. Su madre estaba sufriendo un ataque al corazón y se encontraba tumbada en el jardín de la antigua sede.

El conserje no se lo pensó dos veces. Cogió un aparato DEA (desfibrilador externo automático) y se dirigió hacia el lugar donde se encontraba a la víctima. Una vez allí, trató de reanimar a la afectada.

Por fortuna, dos médicas acertaron a pasar por el lugar mientras estaban paseando. Una de ellas alemana y la otra, una pediatra de la Casa del Mar. Las facultativas le realizaron masaje cardiaco y utilizaron el desfibrilador que había traído el conserje y prosiguieron con las maniobras de reanimación hasta estabilizar las constantes vitales de la víctima.

La afectada reaccionó enseguida a los estímulos. Una ambulancia acudió al lugar y trasladó a la mujer a Son Espases. Una de las médicas ensalzó la reacción del conserje de la Autoridad Portuaria. La doctora resaltó que la aportación del desfibrilador fue determinante para salvar la victa de la afectada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook