07 de junio de 2019
07.06.2019
Antonio Barragán

Antonio Barragán: "Al retener al asesino de Sacri no sabíamos que el caso era tan grave"

El vigilante de seguridad será galardonado hoy por su actuación tras el crimen de la tienda de muebles

07.06.2019 | 02:45

Vigilante de seguridad, retuvo al asesino de Sacramento Roca. Este veterano vigilante de seguridad, con 16 años de experiencia, se enfrentó el pasado 16 de noviembre al peor incidente de su carrera, cuando junto a un amigo policía retuvo al hombre que acababa de matar a su expareja en una tienda de Palma y que resultó ser un antiguo compañero de trabajo. Hoy recibe una mención honorífica en la celebración del Día de la Seguridad Privada.

P Hoy le dan una mención honorífica por su actuación tras el asesinato de Sacramento Roca en Palma el 16 de noviembre. ¿Cómo recuerda lo que ocurrió?
R Yo estaba frente al colegio Pedro Poveda porque mi hijo estudia allí e iba a recogerlo. Estaba esperando en la puerta junto a un amigo, Xisco, que es policía local de Llucmajor. Eran las cinco menos cuarto. Entonces vimos pasar a una persona corriendo y poco después llegó un chico detrás de él diciendo que había apuñalado a una mujer.

P ¿Ustedes se habían fijado en él antes?
R No, le habíamos visto correr pero no le habíamos prestado atención. Entonces Xisco y yo salimos detrás de él. A unos doscientos metros, al final de la calle, ya no pudo seguir, se paró y se giró hacia nosotros.

P ¿Y cuando se giró vieron que llevaba el cuchillo en la mano?
R El puñal, era un puñal. Al ver que iba armado mantuvimos la distancia de seguridad. Y entonces me di cuenta de que le conocía, que habíamos estado trabajando juntos. Le dije: Rafa, ¿qué has hecho? Cuando le llamé por su nombre empezó a temblar. Intentamos convencerle para que tirara el cuchillo y él repetía: Me he buscado la ruina. Pero lo más importante era que tirara el cuchillo, porque imáginese que se revuelve y va otra vez hacia el colegio, en el momento que salían los niños, la que podría haber liado. Pero después de hablar con él dos o tres minutos, se derrumbó y tiró el cuchillo.

P ¿Y durante estos minutos les amenazó con el puñal?
R A nosotros no tanto. Estaba ofuscado con el chico que le persiguió desde la tienda de muebles. Le decía: No te acerques que a ti sí te voy a dar. Como si le echara la culpa de que por él le hubiéramos retenido. Pero si no le hubiéramos cogido allí le habría cogido la Policía poco después. Daba igual.

P Y finalmente consiguieron calmarle.
R Sí, cuando conseguimos que tirara el cuchillo Xisco fue hacia él para tranquilizarle y yo aparté el arma de una patada, como medida de seguridad. Entonces nos quedamos con él, tratando de que estuviera tranquilo hasta que llegó la Policía Local y Nacional, que se hizo cargo de él.

P ¿Y en este tiempo llegó a decir algo, a explicar lo que había hecho?
R No, solo lloraba y decía que se había buscado la ruina, nada más. Y nosotros tratábamos de tranquilizarle todo el rato.

P Usted en ese momento tampoco era consciente de lo que había pasado en Conforama.
R No, no... Hasta que llegó la Policía y las ambulancias, que vinieron cuatro, no nos dimos cuenta de que había pasado algo tan grave.

P ¿Y cuando se enteraron de que la mujer estaba muerta?
R Yo no me enteré hasta las seis, una hora más tarde. Porque cuando pregunté me dijeron que la estaban reanimando. Pero con tanto rato reanimándola, ya pensé que algo no iba bien.

P El asesino, Rafael Pantoja, también era vigilante. Me comenta que le conocía. ¿Dónde habían coincidido?
R Cuando estuve de responsable en Festival Park él estuvo trabajando conmigo.

P ¿Y durante este tiempo notó algo raro en él?
R No, yo nunca tuve ninguna queja de él. Tenía un comportamiento perfecto.

P Durante todo el tiempo que lleva trabajando como vigilante, ¿alguna vez se había encontrado con una situación parecida?
R Como esta no. Esto fue algo totalmente fuera de lo común. Y me afectó, porque a él le conocía, y lo sentí mucho por la mujer.

P ¿Y otros servicios destacados en los que haya participado?
R Bueno, cuando estaba en Festival Park hubo un incendio en un restaurante. Había extintores y pudimos apagar el fuego antes de que llegaran los bomberos. También hicimos muchas intervenciones por hurtos, robos o peleas.

P ¿En dónde está trabajando usted ahora?
R En el servicio de movilidad, atendiendo las alarmas. Cuando se dispara una alarma vamos al lugar para comprobar qué ha ocurrido.

P Los vigilantes de seguridad son noticia a veces por casos negativos, como abusos o denuncias de agresión. ¿A qué lo atribuye?
R No lo sé, pero esas noticias no son un reflejo de la realidad, de los cientos de vigilantes que trabajan cada día con profesionalidad.

P También es un sector que padece mucho intrusismo.
RSí, todavía hay mucho intrusismo, y por lo general son los que provocan estos casos negativos de los que me hablaba.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas