31 de mayo de 2019
31.05.2019
Investigación

El fuego de Jardins de Tramuntana seguirá quemando varios días

Los vecinos se alarmaron el miércoles por la noche al ver el resplandor de los rescoldos ?- Los bomberos advierten de que las brasas enterradas estarán incandescentes bastante tiempo

30.05.2019 | 21:00

Los Bombers de Palma advierten de que la gran cantidad de brasas enterradas en la finca de Jardins de Tramuntana, propiedad de Joan Nadal, pareja de la presidenta del Govern, Francina Armengol, seguirán encendidas durante tres o cuatro días. Los vecinos de la zona alertaron a los servicios de extinción el miércoles por la noche porque creían que se había reavivado el incendio. Los bomberos acudieron al lugar y rociaron con agua los rescoldos, aunque explican que las brasas del interior siguen incandescentes y tardarán en consumirse completamente, aunque no suponen ningún riesgo.

El fuego se declaró sobre las nueve de la noche del martes en una finca cerca del campus de la Universitat de les Illes Balears (UIB), de la empresa Jardins de Tramuntana, propiedad de la pareja de Armengol.

Los residentes en las casas de los alrededores se quejaron de que en este solar, un antiguo campo de almendros, había acumulada una gran cantidad de restos de podas, que incluían troncos de árboles. La cantidad de desechos provocó un gran fuego, y los bomberos tuvieron que trabajar hasta las dos de la madrugada siguiente para sofocarlo.

A la noche siguiente los vecinos volvieron a avisar a los bomberos porque el fuego se había reavivado y volvían a salir llamas de los rescoldos. Los equipos de extinción regresaron al lugar y volvieron a refrescar con agua toda la zona. Sin embargo, los bomberos advierten de que la gran cantidad de brasas enterradas continuarán encendidas durante tres o cuatro días, y es posible que durante la noche sea visible el resplandor y pequeñas llamas que broten. Los especialistas explican que durante las tareas de extinción, una gran cantidad de material combustible fue cubierto con tierra, y esta madera se está convirtiendo en carbón, en un proceso que puede prolongarse tres o cuatro días, hasta que se apague totalmente.

En cualquier caso, el incendio está sofocado y los bomberos consideran que no representa ningún riesgo.

Las causas del incendio son todavía un misterio. Los vecinos de la zona se habían quejado de se trata de un vertedero descontrolado, donde los responsables de la empresa queman reiteradamente todos los restos de podas que se generan en los jardines que gestionan, y donde también han quemado muebles y plásticos.

Toni Nadal, uno de los propietarios de Jardins de Tramuntana, mantiene que ellos no han provocado el fuego y que no han quemado ningún resto desde el pasado 30 de abril, cuando comenzó la prohibición de realizar quemas agrícolas en zonas forestales. En el lugar no había ningún elemento que pudiera haber provocado el incendio, por lo que todo indica que fue intencionado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook