30 de mayo de 2019
30.05.2019
Tribunales

Condenada a 2,9 años de prisión por una oleada de robos en casas en Muro

"Yo voy a ir a la cárcel pero antes os voy a matar, ustedes no saben quién es La Parreña", amenazó la acusada tras verse descubierta

30.05.2019 | 14:14
Joyas robadas por la Parreña en domicilios de Muro que fueron recuperadas por la Guardia Civil.

Un juzgado de Palma condenó este jueves a dos años y nueve meses de cárcel a 'La Parreña', una mujer muy conocida en Muro por dedicarse a desvalijar domicilios el pasado 2018. 

La sospechosa, de 42 años y que está en prisión provisional desde el 2 de junio de 2018, reconoció haber cometido una oleada de robos en casas en el municipio de Muro, donde se apoderaba principalmente de dinero en efectivo y joyas. En ocasiones, accedía a las viviendas acompañada de algún menor e incluso de su hija.
 
Más de una vez fue sorprendida 'in fraganti' por los moradores, por lo que emprendía la huida a toda prisa. Sus fechorías causaron una gran alarma en el pueblo. Los vecinos se mostraron indignados y contrariados por la sensación de inseguridad que había en el municipio hasta que finalmente fue detenida y encarcelada.

El pasado 1 de junio de 2018 por la noche, fue descubierta por la dueña de una vivienda, en Muro, cuando la encausada rebuscaba dentro de la casa. La víctima y varios familiares trataron de retenerla, pero ella intentó fugarse y forcejeó y se enfrentó a ellos. Les golpeó, tiró del cabello y propinó patadas hasta que llegaron los agentes. Posteriormente, los afectados se toparon con la ladrona en el centro de salud de la localidad y esta les amenazó. "Yo voy a ir a la cárcel, pero antes os voy a matar, ustedes no saben quién es La Parreña, os voy a clavar un cuchillo", les dijo intimidándoles.

Desde esas fechas, la mujer ha permanecido en prisión. Ya lleva casi un año entre rejas y seguirá encarcelada. Este jueves por la mañana, 'La Parreña' ha sido trasladada a los juzgados de Vía Alemania, donde se ha conformado con penas que suman dos años y nueve meses de cárcel por un delito continuado de hurto y otro de robo con violencia en casa habitada en grado de tentativa.

Además, la magistrada le impuso cuatro multas por tres delitos leves de lesiones y otro delito leve de amenazas. En concepto de responsabilidad civil, la acusada deberá indemnizar a las víctimas con 8.000 euros por los perjuicios ocasionados.

El primer golpe de 'La Parreña' fue el 20 de enero de 2018, cuando se dirigió a una planta baja de Muro a la que accedió por la puerta trasera porque se encontraba abierta. Se apoderó de 500 euros y joyas por valor de casi 4.000 euros. Luego, vendió parte de las alhajas en establecimientos de compraventa.

Un mes después, el 18 de febrero, sustrajo en otra vivienda del pueblo joyas y 1.200 euros en efectivo. El 17 de marzo, la encausada se apoderó de un equipo fotográfico en un domicilio en el que entró aprovechando que se estaba celebrando un cumpleaños. 

El 30 de marzo, la mujer volvió a actuar en compañía de menores. Al percatarse de que dentro de la casa había moradores, salió del lugar sin ningún botín.

En mayo fue sorprendida por la moradora de una vivienda, pero en un descuido se llevó cinco euros que se encontraban en el monedero de la víctima. A finales de este mes volvió a ser descubierta por otra vecina, quien le ordenó que se marchara de allí. 'La Parreña' abandonó el lugar sin ningún botín.

Finalmente, el 1 de junio de 2018, entró en otro domicilio en Muro, donde fue sorprendida 'in fraganti'. Los afectados lograron retenerla, pero ella les golpeó y posteriormente les amenazó de muerte.
 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook