24 de mayo de 2019
24.05.2019
Investigación

Conmoción en La Salle de Palma al morir una niña de cinco años por una posible alergia alimentaria

La pequeña sufrió una reacción cuando estaba comiendo en La Salle y falleció en la enfermería del centro escolar - Psicólogos atendieron a la familia en el centro

24.05.2019 | 16:27

Una niña de cinco años murió este viernes en el colegio La Salle, en Palma, tras ingerir un alimento al que era alérgica, según las primeras pesquisas. La pequeña estaba comiendo cuando empezó a sentirse mal. Los servicios sanitarios la atendieron durante media hora, pero no pudieron más que certificar su fallecimiento. Las primeras informaciones apuntaban a que la pequeña no podía tomar productos lácteos. El grupo de Homicidios de la Policía Nacional ha abierto una investigación para esclarecer lo ocurrido y determinar las posibles responsabilidades. El suceso causó una gran consternación en el centro educativo, que al igual que los familiares de la víctima contará con asistencia psicológica.

Los hechos ocurrieron al filo de las dos y media de la tarde, según explicaron fuentes de los servicios de emergencias. La menor, alumna del segundo curso de educación infantil, se encontraba en el comedor del centro escolar cuando sus cuidadores detectaron que no estaba bien. La pequeña fue trasladada a la enfermería del colegio, desde donde se pidió ayuda a través del 112. Estas primeras llamadas desde el centro ya alertaban de que la niña había sufrido una reacción alérgica.

Una ambulancia del Ib-Salut y una patrulla de la Policía Nacional acudieron de inmediato al colegio La Salle, en el Camí de Son Rapinya. De acuerdo con las primeras explicaciones que recibieron desde el centro, la niña padecía intolerancia a la lactosa y tenía problemas de asma. Su estado era muy grave y sufrió una parada cardiorrespiratoria. Los esfuerzos de los facultativos fueron en vano y a las tres de la tarde se certificó su muerte. El óbito fue comunicado al juzgado de guardia de Palma.

El grupo de Homicidios de la Policía Nacional asumió la investigación del caso. Los agentes tomaron declaración a varias personas, entre ellas el personal que se encarga del comedor del colegio, para determinar qué alimentos había ingerido la niña y quién se los proporcionó. También trataban de esclarecer si el centro escolar había sido informado de las restricciones en la dieta de la pequeña. El menú para los alumnos estaba compuesto este viernes por fideos de pescado, calamares a la romana, ensalada y fruta, según consta en la página web de La Salle. Sin embargo, fuentes del centro señalaron que los pequeños comieron helado de postre. Los investigadores estaban a la espera de realizar nuevas diligencias y de los resultados de la autopsia.

La muerte de la niña provocó una gran conmoción en el colegio. En un comunicado, La Salle informó de que la alumna había sufrido una "reacción alérgica por causas pendientes de aclarar" y que está colaborando con las autoridades para esclarecer el "accidente". Además, aseguró que está en contacto permanente con la familia para darle todo el apoyo emocional, psicológico y afectivo. El colegio alertó de lo ocurrido a los padres a través de Whatsapp y les pidió que fueran a recoger a los alumnos más pequeños antes de la hora prevista.

Desde la dirección general de Emergencias se activó a un equipo de psicólogos para atender a los allegados a la niña fallecida y ultimaba un plan para prestar asistencia a profesores y alumnos el próximo lunes. La conselleria de Educación contactó también con La Salle para ofrecerles su apoyo y envió a uno de sus inspectores al centro educativo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook