24 de mayo de 2019
24.05.2019
Investigación

Los dos menores detenidos en Bélgica iban sin móvil para no ser localizados

El hijo de Gloria Zavala, la mujer asesinada en s'Arenal, utilizaba su tarjeta de crédito para costear la fuga, lo que permitió dar con su paradero

23.05.2019 | 21:27

Los dos adolescentes de 16 y 17 años detenidos en Schaarbeek (Bélgica) por el homicidio de Gloria Zavala, la madre de uno de ellos, en s'Arenal, huyeron sin teléfono móvil para evitar ser localizados. Una medida de seguridad que contrasta con errores de bulto, como pagar con la tarjeta de crédito del chico su estancia de seis noches en un hotel o identificarse con sus nombres reales en el establecimiento. Un rastro que no tardó en ser descubierto y acabó propiciando su detención por parte de la Policía de ese país. Los dos permanecen recluidos a la espera de que un juez decida sobre su extradición a España.

El hijo de Gloria Zavala y su novia se mostraron "sorprendidos" cuando el FAST, un grupo especializado en la localización de fugitivos de la Policía belga, irrumpió en su habitación el pasado martes a las seis de la mañana. "Pensaban que aquí estaban a salvo", afirmó el jefe del FAST, Martin Van Steenbrugge, al diario belga Het Laatste Nieuws.

Como informó ayer Diario de Mallorca, los dos menores llevaban seis días alojados en el hotel Bentley, en el municipio de Schaarbeek. Ambos huyeron de la isla el 14 de mayo, justo después de que el chico denunciara en Palma la desaparición de su madre. Pasaron por Barcelona y viajaron a Bélgica al día siguiente. Para entonces, el cadáver de Gloria Zavala ya había sido encontrado en el garaje de su casa, metido en un arcón y con signos de violencia.

La llegada de los dos adolescentes Bélgica fue detectada de inmediato por la Policía española, lo que llevó a cursar una orden europea de detención. Los dos menores habían decidido deshacerse de sus teléfonos móviles para su rastreo no permitiera dar con ellos. Las pesquisas se intensificaron en los días siguientes y el pasado lunes por la noche el Grupo de Localización de Fugitivos de la Policía Nacional consiguió averiguar su paradero. Desde Madrid contactaron con el FAST belga para compartir la información. Esa madrugada, los dos menores fueron capturados.

No llevar consigo sus teléfonos móviles fue, aparentemente, la única precaución que adoptaron. Según confirmaron ayer fuentes policiales, el hijo de Gloria Zavala utilizó durante su huida una tarjeta de crédito a su nombre, lo que a la postre permitió ir estrechando el cerco. Además, él y su novia se registraron en el hotel con sus nombres auténticos.

Los dos chicos parecían sentirse a salvo en Bélgica, un país con el que según la investigación no tenían vínculo alguno. Desde que llegaron a ese país el pasado día 15, los dos adolescentes se alojaron en el mismo hotel. Realizaron una primera reserva para una sola noche a través de una página de internet, la misma que utilizaron en los días siguientes para prolongar su estancia allí.

El grupo de Homicidios de la Jefatura de Palma mantiene abierta la investigación para esclarecer la muerte de Gloria Zavala. Los agentes consideran a su hijo el principal sospechoso del crimen y tratan de aclarar el papel qué jugó su novia, cuya relación con la víctima era mala, y si otras personas les ayudaron a darse a la fuga. Una de las hipótesis que manejan es que el chico estranguló a su madre por haberle quitado el teléfono móvil.

Los adolescentes comparecerán ante el juez el día 31


Los dos adolescentes detenidos en Bélgica por su implicación en la muerte de Gloria Zavala comparecerán el próximo día 31 en un juzgado de instrucción de Bruselas, según informaron ayer a este diario fuentes de la fiscalía belga. El magistrado ha fijado para ese día la primera comparecencia judicial de los menores, tras la cual decidirá si acuerda su extradición a España. Si los acusados no aceptan su entrega, el trámite podría demorarse dos meses.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook