24 de mayo de 2019
24.05.2019

La droga camuflada en falsos 'Louis Vuitton'

La Guardia Civil de Balears interviene al mayor alijo de cocaína de la isla, con 600 kilos, con una pureza de más del 90%, un valor de más de 20 millones de euros y el anagrama de la firma de lujo francesa

24.05.2019 | 13:45
La droga camuflada en falsos 'Louis Vuitton'

Una pureza de más del 90%, un valor de 20 millones de euros que se podría triplicar con el corte, y el anagrama estampado de la firma de lujo francesa 'Louis Vuitton'. Estos son los parámetros del mayor alijo de cocaína intervenido nunca por la Guardia Civil de Balears: 600 kilos de esta sustancia estupefaciente. La droga iba alojada en un compartimento oculto practicado en la popa del velero Kayros, de 13,5 metros de eslora.

Esta cocaína pata negra, con una pureza extrema que ronda el 100%, partía de Sudamérica, de un lugar aún no concretado. El velero zarpó de Isla Mauricio con la droga oculto en un escondite junto al baño. Desde allí atravesó el océano Atlántico hasta hacer escala en la islas Azores. Desde allí partió hacia Balears, pero el barco fue interceptado después de atravesar el Estrecho de Gibraltar.

La investigación del mayor alijo de cocaína había partido del Equipo de Delicuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Guardia Civil de Balears. La actuación se ha realizado en coordinación con el servicio aduanero francés y con medios aéreos de Estonia. Tras averiguar que podrían transportar un importante alijo de cocaína en el interior del barco se activó la denominada 'Operación Rabbit'. El cabecilla era un individuo lituano, propietario del velero Kayros y con antecedentes por tráfico de drogas. Su compinche era un residente en Eivissa.

El pasado domingo, una vez que el barco había cruzado el Estrecho, se movilizaron los medios marítimos. Un avión de Estonia había hecho el seguimiento desde el aire de la embarcación. Todo el despliegue fue coordinado por el Centro de Coordinación de Vigilancia Marítima de la Guardia Civil, con sede en Madrid. De hecho esta actuación se enmarca dentro de la Operación Índalo, liderada por el instituto armado, y supervisada por la agencia europea de fronteras exteriores (Frontex).

El buque oceánico Río Segura, con apoyo de medios aéreos y del Servicio Marítimo de la Guardia Civil, abordaron la embarcación cuando navegaba por el sur de la Península. Ante las sospechas de que trasladaban una importante cantidad de droga, el velero fue trasladado al puerto de Málaga. Los perros antidroga marcaron un punto en la parte posterior del barco sin determinar. A continuación, se desveló que habían construido un panel en la zona de los baños, en la popa del barco, para camuflarla.

Tras su detención por un presunto delito contra la salud pública, los dos tripulantes del velero fueron puestos a disposición judicial. El juez ordenó su ingreso en la prisión de Alhaurín de la Torre.

Este alijo de cocaína es el mayor de Balears partiendo de una investigación de la Guardia Civil.  En concreto, las pesquisas las inició el Equipo de Delincuencia Organizada del instituto armado.

No obstante, el mayor alijo de esta sustancia estupefaciente data del año 2006. La investigación partió de la DEA (Drugs Enforcement Administration) estadounidense. Las indagaciones sirvieron para localizar el catamarán Tatibat, cargado con 2.400 kilos de cocaína en sus bodegas en aguas de Eivissa. El Servicio Marítimo de la Guardia Civil de Balears hizo, entonces, una labor de apoyo para el abordaje del barco.

La segunda mayor intervención de cocaína  hasta ahora la realizó el año pasado el Servicio de Vigilancia Aduanera el año pasado con 300 kilos de esta droga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook