19 de mayo de 2019
19.05.2019
Semana negra

De socio del club de cannabis a candidato a alcalde

19.05.2019 | 02:45
Bomberos rescatan al corpulento motorista que cayó a una zanja.

La Audiencia de Palma destacaba en una reciente sentencia absolutoria de una asociación de cannabis de Llubí el testimonio del entonces teniente de alcalde del pueblo y concejal de Interior y, por tanto, responsable político de la Policía Local del municipio. El regidor, que era del PP, declaró como testigo en el juicio y señaló que en aquellas fechas él también era socio del club cannábico de Llubí. Admitió que años atrás era consumidor de marihuana e incluso alquiló una de sus fincas a la asociación para el cultivo de plantas de cannabis. El concejal confirmó que hubo reuniones en el Ayuntamiento con los responsables del club, la Policía Local y la Guardia Civil, por lo que las autoridades estaban al corriente de la actividad de la asociación cannábica. En la actualidad, el antiguo socio del club se presenta a la alcaldía del pueblo pero por otro partido: Ciudadanos.

¿De quién es la bici?

La semana pasada se presenta un ciudadano en el cuartel de la Policía Local de Palma y explica que hace tiempo le robaron una bicicleta de alta gama, marca Mondraker y valorada en varios miles de euros, y que la ha reconocido en una foto publicada en una página de anuncios de compraventa en internet. Ha llamado al número del vendedor y ha quedado con él en la plaza Barcelona. Así que cuando se presenta en el lugar a la hora convenida, lo hace acompañado por un policía de paisano. Allí les espera un hombre con la bicicleta en cuestión, que el denunciante reconoce sin ningún género de dudas. El vendedor pide 550 euros por ella e insiste en que es una bici "muy buena". El agente se identifica como policía y le pide explicaciones sobre el origen de la bici, explicaciones que no resultan muy convincentes. El vendedor cuenta que la bicicleta no es suya, que es de su hermano, y que no la había comprado, sino que la había canjeado por un ordenador y un teléfono móvil. Todo muy confuso, por lo que el policía le identifica, interviene la bicicleta y realiza un parte por un presunto delito de receptación que se entregará al juzgado. Sin embargo, el que se presenta como el legítimo propietario no lo va a tener fácil para recuperarla, ya que no dispone de la factura de compra ni interpuso denuncia cuando se la robaron. Así que todo apunta a que la carísima bici va a permanecer mucho tiempo en el depósito de Son Toells hasta que se determine de forma fehaciente quién es su propietario.

Un herido corpulento

Los Bombers de Palma fueron movilizados el pasado miércoles para rescatar a un motorista que había caído con su ciclomotor a una acequia tras salirse de la calzada cuando entraba en la Vía de Cintura desde Cala Major. Al lugar había acudido una ambulancia y dotaciones de la Policía Local de Palma, pero se encontraron con que el motorista era un hombre de gran envergadura, y no podían sacarle fuera de la zanja en la que había caído. Fueron necesarios varios fornidos bomberos para elevar la camilla en la que estaba el herido y trasladarle hasta la ambulancia, que le llevó a un hospital.

Trágica llegada a Mallorca

Una pareja de turistas, de edad avanzada, se alojó el lunes en un lujoso hotel del Paseo de Illetes, en Calvià. El martes, sobre las dos de la tarde, el matrimonio esperaba la llegada del autobús en la parada de la línea 3 de la EMT, frente a otro complejo hotelero, y se disponían a dirigirse al centro. De repente, la mujer cayó desplomada al suelo. Acababa de sufrir un paro cardiaco ante la atónita mirada de multitud de turistas que se concentraba en torno a un concurrido hotel de la zona. Tras recibir la llamada de auxilio a través de los servicios de emergencia, agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local de Calvià acudieron al lugar con celeridad. A continuación iniciaron a la víctima maniobras de reanimación cardiopulmonar, pero esta no reaccionó. Una UVI móvil del Ib-salut se personó poco después. Los facultativos trataron de hacerle maniobras de resucitación avanzadas a la mujer. Tampoco respondió y se vieron obligados a certificar su defunción. Acto seguido cubrieron el cuerpo, tendido sobre la acera, con una manta térmica hasta la llegada de la comisión judicial para ordenar el levantamiento del cadáver. El compungido esposo se tuvo que sentar en un banco de la zona ante la profunda impresión que le causó la súbita muerte de su mujer. Nada más enterarse de la trágica noticia, el director del hotel donde se hospedaba la pareja acudió al lugar, se sentó junto al marido y trató de insuflarle ánimos para ayudarle a sobrellevar la trágica pérdida de su esposa de manera fulminante.

Galleros españoles

Esta semana, varios miembros del clan de 'El Moreno', uno de los hermanos de 'La Paca', la popular matriarca de Son Banya, comparecieron en la Audiencia de Palma debido a una vista previa por narcotráfico y maltrato animal, ya que los agentes se incautaron de más de 200 gallos de pelea en dos fincas en las cercanías de Son Ferriol y en Maria de la Salut. Los encausados no alcanzaron ningún pacto con la fiscalía y el juicio se pospuso para enero de 2020. Entre los presentes, un joven lucía un chaleco con una inscripción bordada en la que se podía leer 'Galleros españoles'. Un lema muy acorde para la ocasión

Profesión de riesgo

Un trabajador de IB3 que cubría el crimen de s'Arenal el pasado miércoles por la mañana dejó una bolsa con sus pertenencias en la calle mientras entrevistaba a los vecinos de la zona. Cuando regresó unos minutos después, comprobó que le había robado un teléfono móvil. El periodismo, profesión de riesgo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook