12 de mayo de 2019
12.05.2019
Semana negra

Encuentran en Palma coches robados en Alaró

12.05.2019 | 02:45

Los vecinos de Alaró viven instalados en las últimas semanas en una permanente sensación de inseguridad. Una oleada de robos de coches ha azotado a esta población de es Raiguer. Pero lo que más enerva a los residentes es que están convencidos de quién es el presunto autor de las sustracciones y nadie le ha detenido. Las sospechas apuntan a un toxicómano residente en el municipio con numerosos antecedentes por sustracción de vehículos. Buena prueba de que el ladrón es un drogodependiente es que algunos de estos turismos han sido encontrados repletos de jeringuillas. En el colmo de las desdichas, una vecina encontró su coche estrellado en Santa Maria con multitud de estos elementos de venopunción y restos de sangre en el interior. Había sufrido en dos ocasiones el robo de su vehículo. Otros coches han aparecido en las calles Pi i Margall y en el barrio de La Soledat de Palma. El ladrón dejó el turismo aparcado en una plaza de discapacitado. La titular del vehículo fue notificada, pero no ha llegado a ser multada, al haber denunciado el robo.

El ladrón destructor

Esta semana, un hombre fue condenado en Palma a dos años de prisión por desvalijar dos domicilios de la ciudad a finales de 2018. En uno de ellos, logró entrar tras colocar una escalera y romper una persiana y una ventana. Una vez dentro de la vivienda, revolvió y vació armarios y cajones, desmontó muebles, levantó el falso techo y las trampillas de los aires acondicionados y sacó el cuadro de luces para robar valiosas joyas, relojes y una bolsa de viaje.

Bolsos por 4.000 euros

En otro inmueble de Palma, el ladrón se apoderó de cuatro bolsos de la marca Louis Vuitton por un valor de más de 4.500 euros. Cada uno estaba valorado en 1.620 euros, 945 euros, 1.200 y 895 euros. Además, no contento con este botín, también se llevó joyas, cuatro pares de gafas de primeras marcas, un reloj de 1.400 euros y más de 5.000 euros en metálico.

Perdón por la sala

La Audiencia de Palma ha juzgado a finales de esta semana a una banda de 17 acusados por presuntamente traficar con drogas en Magaluf en el verano de 2017. Una quincena de abogados se agolparon en sus sillas, mientras los sospechosos ocupaban la mayor parte de la sala de vistas. El magistrado presidente del tribunal pidió perdón al inicio del juicio por las condiciones y el espacio tan reducido en el que estaban.

En Italia y en España

Hace unos días, un extranjero fue juzgado por vender droga a turistas y agredir a tres policías cuando fue sorprendido 'in fraganti'. El acusado alegó que no sabía que eran agentes porque no se identificaron. "En Italia, los policías vienen de frente y te muestran la placa", recalcó. Poco después, los agentes perjudicados subrayaron que desde el principio dijeron que eran policías y exhibieron sus carnés profesionales, pero el sospechoso se enfrentó a ellos de forma violenta.

Odio a Los Beatles

La humillante derrota del Barcelona en Anfield por cuatro goles a cero, tras llevar una renta de tres goles, ha causado una profunda herida a los aficionados culés, que se ha traducido en un odio a los Beatles. Esta semana los compases de 'Yesterday' resonaron por megafonía en el parque de Bombers de Palma y no fueron recibidos precisamente de buen grado por los hinchas blaugranas. Los cuatro de Liverpool les recordaron los otros cuatro tantos que acababan de recibir. El autor de la travesura, como no podía ser de otra manera, es un enfervorizado hincha del Real Madrid.

No era el momento

La Policía Nacional acudió el pasado lunes por la mañana a la prisión de Palma para trasladar a los juzgados a los reclusos que tenían juicios señalados. En el listado que manejaban los agentes figuraban La Guapi y El Ico, los hijos de La Paca, que se enfrentan a sendas peticiones de la fiscalía de siete años y nueve meses de prisión por narcotráfico. La vista oral, sin embargo, se había aplazado. Los policías no habían sido informados de esto y hubo unos momentos de confusión. Tras unas comprobaciones, los dos hermanos continuaron en la cárcel. El juicio se celebrará en los próximos meses en la Audiencia de Palma.

Mala vida

Durante un juicio por dos robos en coches, un acusado explicó que es toxicómano desde el año 1991 y que sigue un tratamiento de metadona desde 1999. No han dado resultado, porque él mismo admitió que suele estar por la Porta de Sant Antoni en busca de algún 'kunda', los taxis clandestinos que por unos euros llevan a los adictos a Son Banya para comprar drogas.

Más que una insignia

El cine Rívoli de Palma acogió esta semana el documental Más que una insignia, en el que se recogen numerosos testimonios de agentes jubilados de la Policía Local de Palma. Dos agentes a caballo, otro ataviado con uniforme de época y una moto antigua fueron algunos de los platos fuertes en el estreno en el que se repasan muchos años del Cuerpo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook