08 de mayo de 2019
08.05.2019
Tribunales

Dos condenados por arrollar a una motorista durante una persecución en Santa Maria

Los acusados circularon de forma temeraria tras una discusión de tráfico

07.05.2019 | 20:07

Dos conductores fueron condenados ayer por una peligrosa persecución en la que una motorista de 63 años, ajena al incidente, fue arrollada y sufrió graves lesiones en Santa Maria. Los dos hombres se habían enzarzado por una discusión de tráfico ocurrida el día antes en la que uno de ellos había agredido al hermano del otro y embistió su moto. Ambos se declararon autores de un delito de conducción temeraria, por el que aceptaron 16 meses de prisión. Además, el agresor deberá abonar multas por las lesiones que causó a su rival y los daños ocasionados a su motocicleta.

Todo comenzó a las cinco de la tarde del 12 de octubre de 2017. A.V., entonces de 29 años, circulaba con una furgoneta por la carretera que une Santa Maria y Santa Eugènia. Allí tuvo un pequeño incidente de tráfico con el conductor de un coche. Se paró delante del turismo, obligándole a frenar, se apeó y propinó varios puñetazos al otro conductor. La víctima sufrió varias lesiones en la ceja, donde tuvieron que darle tres puntos de sutura, la espalda y el abdomen.

Al día siguiente, el perjudicado circulaba por Santa Maria a bordo de una motocicleta cuando se topó con la furgoneta de su agresor. Decidió parar para anotar la matrícula y denunciar lo ocurrido. Su rival se dio cuenta de ello y acabó embistiéndole con su vehículo. El motorista cayó al suelo. Resultó ileso, pero su vehículo sufrió daños valorados en 100 euros.

El hermano del perjudicado, Y.J., chino de 33 años, presenció los hechos. Al advertir que la furgoneta se marchaba decidió ir tras ella a bordo de su coche. Comenzó entonces una persecución en la que ambos vehículos circularon de forma temeraria y a gran velocidad.

Así llegaron a la calle Josep Capó, donde se saltaron una señal de stop y obligaron a otro vehículo a frenar bruscamente para evitar una colisión. La persecución continuó por la carretera Ma-13a, por la que siguieron a velocidad excesiva y realizando maniobras irregulares. Al llegar al kilómetro 13,4, Arnaldo V. perdió el control de su furgoneta, invadió el carril destinado al sentido contrario y chocó contra un ciclomotor antes de salirse de la calzada y estrellarse contra la valla de una finca.

La mujer de 63 años que iba en la moto, totalmente ajena a la persecución, resultó herida grave. Padeció fracturas en los brazos y las manos y una herida cortante en la clavícula, entre otras lesiones. Fue hospitalizada y sometida a varias intervenciones quirúrgicas. Tardó más de ocho meses en recuperarse y le quedaron importantes secuelas, como la limitación para mover un brazo. Quedó incapacitada para su trabajo.

La fiscalía acusó a los dos implicados en la persecución de conducción temeraria y añadió los cargos de lesiones y daños para Arnaldo V. Para este reclamó cuatro años y medio de cárcel, mientras que Yongcun J. se enfrentaba a dos años y medio de prisión.

Ambos comparecieron ayer en un juzgado de lo penal de Palma, donde reconocieron los hechos tras pactar con la fiscalía. Finalmente, los dos conductores se conformaron con una pena de 16 meses de cárcel y A.V., además, con el pago de 480 euros en multas. También deberá indemnizar con 400 euros al conductor al que agredió por las lesiones y los daños en su moto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook