07 de mayo de 2019
07.05.2019
Accidente

La joven quemada en Palma con un cóctel flameado mejora en el hospital

La víctima sufrió graves lesiones en la cara y el cuerpo al incendiarse el vestido de seda que llevaba

06.05.2019 | 21:22

La joven sueca de 33 años trasladada el sábado al hospital barcelonés Vall d'Hebron, tras sufrir quemaduras al flamear cócteles en un bar de Palma, presenta un estado "menos grave", según fuentes de dicho centro sanitario. Ingresó en primera instancia en Son Espases, pero los facultativos decidieron que era conveniente su atención en las instalaciones especializadas de las Ciudad Condal.

La paciente presentaba quemaduras en la cabeza, la cara, las manos y en la espalda. Su vestido de seda contribuyó a propagar las llamas con mayor celeridad. También resultaron afectados por las quemaduras dos hombres de 34 y 48 años, uno sueco y el otro de nacionalidad alemana. Estos últimos fueron ingresados en Son Espases, pero uno recibió el alta el pasado fin de semana.

El incidente ocurrió sobre las 23.00 horas del pasado viernes en un establecimiento de cócteles situado en el número 8 de la calle Botería, en el barrio palmesano de La Lonja. Este bar de copas se distingue por flamear muchos de sus cócteles al servirlo a sus clientes.

Apósitos con agua fría


Las primeras hipótesis apuntan a que el origen del incidente pudo residir en el mismo soplete utilizado para prender los cócteles de ron. Un fallo en el dispositivo pudo contribuir a expandir la llamarada.

Tras recibir el aviso de que había tres heridos con quemaduras en un bar, efectivos de la Unitat de Seguretat Integral (Usei) y de la Unitat d'Intervenció Immediata (UII) de la Policía Local se personaron en el establecimiento.

Los agentes se encontraron a la joven sueca, afectada por las quemaduras, tumbada en el exterior, en la calle. Hasta la llegada de las asistencias sanitarias al bar, le quitaron la ropa de cintura para arriba y le aplicaron apósitos con agua fría. También le colocaron una manta térmica.

A continuación, una UVI móvil y una ambulancia convencional del Ib-salut se personaron ante el establecimiento de la calle Botería. La primera valoración de los facultativos apuntó a que la joven sueca podría sufrir quemaduras de segundo y de tercer grado en el 18% de su cuerpo, de cintura hacia arriba.

La investigación sobre el incidente en el bar en el que tres personas resultaron heridas la noche del viernes corre a cargo de la Policía Nacional. No obstante, la Policía Local ha elaborado un informe preeliminar para completar las pesquisas y apunta a este posible fallo en el soplete.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook