27 de abril de 2019
27.04.2019
Vandalismo

Los dos acusados de quemar contenedores en Palma se enfrentan a penas de hasta 20 años de cárcel

La jueza les imputa un delito de incendio con riesgo para las personas y teme que sigan provocando fuegos o se fuguen

27.04.2019 | 02:45

Los dos hombres encarcelados el jueves por quemar contenedores en Palma se enfrentan a penas de hasta 20 años de prisión. La jueza les acusa de un delito continuado de incendio con riesgo para las personas por tres fuegos intencionados entre el 16 de enero y el pasado domingo en las inmediaciones de s'Escorxador y la plaza de toros. Estos siniestros afectaron a nueve depósitos de basura, ocho vehículos y la fachada de un edificio, con daños estimados en más de 100.000 euros. La magistrada justifica su encarcelamiento sin condiciones por el temor a que sigan provocando incendios o se fuguen.

El auto de la titular del juzgado de instrucción número 2 de Palma, María Pérez, se basa en las pruebas e indicios recabados por el grupo de Atracos de la Policía Nacional contra los sospechosos, de 48 y 51 años. Tras su arresto el pasado lunes, Francisco José M.M. confesó a los investigadores de "forma espontánea y en varios momentos" que él y su amigo José F.D. eran los autores del incendio declarado el pasado domingo de madrugada en la calle Poeta Guillem Colom, según el auto judicial. La magistrada expone que una cámara de vigilancia captó cómo los dos hombres se paraban a las 4:38 horas frente a unos contenedores. José F.D. entregó entonces un mechero a Francisco M.M. y este prendió fuego a un pañuelo de papel y lo arrojó a uno de los depósitos, del que empezó a salir humo.

La jueza destaca la "gravedad" del incendio y el riesgo que supuso para los vecinos de una finca y las fuerzas de seguridad. Resalta la "arriesgada intervención policial", ya que dos agentes tuvieron que romper un cristal del portal del edificio, en el número 10 de la calle, para avisar a los vecinos que dormían y ponerlos a salvo. La salida estaba bloqueada por el humo y el fuego y los moradores se refugiaron en la azotea.

Pérez detalla que las llamas llegaron al tercer piso del inmueble y que los daños han sido estimados en unos 77.000 euros, ya que ardieron cuatro contenedores y tres coches. La fachada de la finca también resultó afectada.

La confesión de Francisco José M.M., que después se acogió a su derecho a no declarar ante la Policía y ante la jueza, incluía otros dos incendios de contenedores en los que implicaba también a José F.D. Ambos habrían provocado de forma intencionada un fuego en la calle Jaume Ferran, junto a la plaza de toros, en la madrugada del pasado 16 de enero. Ardieron cinco contenedores y otros tantos vehículos. Y el 25 de febrero intentaron hacer lo mismo en dos depósitos de basura en la calle Pablo Iglesias, pero no llegaron a arder.

La magistrada entiende que hay indicios suficientes para acusar a los dos sospechosos de un delito continuado de incendio con peligro para la vida o la integridad física de personas. El Código Penal establece condenas de entre 10 y 20 años de cárcel por esta conducta. La dureza de estas penas es uno de los motivos esgrimidos por la jueza para justificar el ingreso en prisión provisional sin fianza de los dos sospechosos, al entender que conllevan "un claro riesgo de fuga". Además, considera que hay peligro de que los acusados continúen incendiando contenedores, lo que a su entender debe ser contrarrestado con "medidas contundentes".

El ingreso en prisión de estos dos hombres no ha puesto fin a la investigación sobre la oleada de incendios en contenedores que vive Palma en el último año y medio. La Policía sospecha que podrían estar detrás de algún otro fuego, especialmente en la zona del Ensanche, pero descartan que sean los autores de la mayoría de siniestros. Por ello, el grupo de Atracos sigue llevando a cabo gestiones para identificar a más pirómanos. Desde finales de 2017 se han registrado más de cien incendios que han destruido unos 350 contenedores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook