15 de abril de 2019
15.04.2019
ÚLTIMO MINUTO
El paro sube en 49.900 personas hasta marzo, el mayor alza del primer trimestre desde 2013
Tribunales

Condenado a dos años un hombre de 88 años por abusar de una niña en Cala Rajada

El anciano, que deberá hacer un curso de educación sexual, confesó que tocó a la menor en Cala Rajada

15.04.2019 | 12:45
Condenado a dos años un hombre de 88 años por abusar de una niña en Cala Rajada

La Audiencia de Palma ha condenado este lunes a dos años de prisión a un hombre de 88 años por abusar sexualmente de una niña de ocho años, una antigua vecina, en una tienda en Cala Rajada, en Capdepera, en octubre de 2017.

El octogenario acusado ha reconocido los hechos ante la sección primera. Se ha declarado autor de un delito de abuso sexual. La sala le ha apreciado la circunstancia atenuante de reparación del daño, ya que ya ha pagado mil euros en concepto de responsabilidad civil.

Tras confesar los cargos, la presidenta del tribunal ha dictado sentencia 'in voce' contra el anciano. Le ha impuesto dos años de cárcel, cinco años de libertad vigilada con la condición de que realice un programa de educación sexual, una indemnización de mil euros, que ya ha abonado, y la prohibición de aproximarse y comunicarse con la víctima durante seis años.

El encausado, que inicialmente se enfrentaba a una petición de pena de cuatro años de prisión, no ingresará en la cárcel porque la Audiencia de Palma le ha suspendido la condena por un periodo de tres años en el que no podrá delinquir y con la condición de que realice un curso de educación sexual.

Los hechos se remontan a la mañana del pasado 13 de octubre de 2017 cuando el octogenario, que carece de antecedentes penales, se aprovechó de que conocía a una niña de ocho años por haber sido vecinos y le propuso dar un paseo y llevarla a un bazar donde le compraría un juguete de hacer pompas en Cala Rajada, en Capdepera.

Una vez en la tienda y mientras la menor elegía el regalo, el acusado la abrazó y le tocó el pecho y la zona genital mientras le decía que la quería. Al salir del comercio, el anciano y la niña se fueron por caminos diferentes. La perjudicada relató lo ocurrido a su madre esa misma noche.

El tribunal ha suspendido este lunes la condena de prisión al octogenario al tener en cuenta que se trata de un delincuente primario, la indemnización ya ha sido pagada y la pena impuesta es de dos años de prisión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook