03 de abril de 2019
03.04.2019

Cinco detenidos por obligar a prostituirse en Mallorca a una joven rumana de 19 años

La víctima se personó en la comisaría de la Policía Nacional de Son Sant Joan para denunciar la explotación sexual a la que era sometida

03.04.2019 | 14:26
Agentes de la Policía Nacional con un detenido por obligar a la joven a prostituirse.

Con el pretexto de que vendría a Mallorca a cuidar a un niño, una joven rumana de 19 años fue obligada a prostituirse en la isla. La víctima denunció en la comisaría de la Policía Nacional la situación de explotación sexual a la que había sido sometida. Los agentes han detenido a cinco personas por los delitos de trata de seres humanos con fines de explotación sexual, pertenencia a organiación criminal, amenazas, coacciones y lesiones.

La actuación policial se puso en marcha el pasado viernes, una vez que la víctima se había personado en la comisaría de la Policía Nacional en el aeropuerto de Palma para denunciar la situación de desamparo en la que se encontraba debido a que había sido sometida a explotación sexual. Apenas llevaba tres días en la isla, no hablaba el idioma español, le habían destrozado el teléfono móvil y no tenía medios económicos.

Ante los claros indicios de que se encontraban ante un caso de trata de seres humanos con fines de explotación sexual, la Policía Nacional activó el protocolo establecido para estos casos. Tras solicitar la presencia de un intérprete de rumano, la víctima detalló pormenorizadamente el calvario que había padecido.

La joven se encontraba en una precaria situación económica en Rumanía. Fue captada por una pareja en su país para que, en prinicipio, se encargara de cuidar de su hijo menor en Mallorca por un sueldo de 500 euros al mes, con el alojamiento incluido. La víctima aceptó las condiciones y pensaba que así podría ayudar a su familia. Hizo el viaje por carretera con los captadores hasta Barcelona. Desde allí se trasladaron en barco hasta Mallorca.

Sin embargo, cuando se encontraban en Italia, todo cambió. Los tres se hospedaron allí en casa de unos amigos de los detenidos. Este individuo le dijo que no iba a cuidar de ningún niño. En su lugar "iba a hacer la calle", le dijeron.

Cuando la joven se opuso a prostituirse, uno de los sujetos la agredió. Incluso le llegó a apagar un cigarrillo en la cara y le dejó una cicatriz. Este ataque le dejó una mayor sensación de indefensión. A raíz de esto, la manipularon a su antojo. También le arrebataron el teléfono móvil y el documento de identidad.

Cuando iba a llegar a Barcelona, y uno de los implicados estaba en los aseos, el otro la violó. Al llegar allí, los tres embarcaron con destino a Mallorca. Se dirigieron al piso de los otros dos detenidos antes de que la joven fuera trasladada a otro piso de Palma. Allí le comunicaron que había contraído una supuesta deuda con la organización, que tendría que saldar con el ejercicio de la prostitución. No llegó a producirse. La víctima aprovechó un descuido para escaparse del domicilio y se dirigió al aeropuerto, donde denunció los hechos a la Policía.

Los otros detenidos son los que le ofrecieron la casa en Mallorca para hospedarse a la joven. También son pareja y tienen antecedentes por hechos similares. Fueron detenidos hace cuatro meses por la Policía Nacional.

Al tener constancia de todos estos hechos, los agentes detuvieron el lunes a las cinco personas presuntamente implicadas en la explotación sexual de la joven. El principal detenido fue puesto el martes a disposición judicial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook