30 de marzo de 2019
30.03.2019
Tribunales

Juicio a un hermano de 'La Paca' y su clan por traficar en Son Banya

La fiscalía pide 98 años de cárcel para 12 acusados de introducir y distribuir en la isla grandes partidas de droga

30.03.2019 | 02:45

La fiscalía pide penas que suman 98 años de prisión para doce acusados de introducir en Mallorca grandes cantidades de cocaína, heroína y hachís para su venta en Son Banya. En el banquillo se sentarán miembros de los clanes de 'Los Valencianos' y 'El Moreno', un hermano de 'La Paca', imputados por delitos de tráfico de drogas y organización criminal. El jueves se celebrará en la Audiencia de Palma un vista previa por este caso.

Los hechos se remontan al año 2017, según la tesis del ministerio público. Rafael L.J., del clan de 'Los Valencianos', utilizaba sus contactos en la península para abastecerse de grandes cantidades de cocaína. La droga llegaba escondida en envíos postales. Una vez en Mallorca, los estupefacientes se repartían entre este clan y el de 'El Moreno', que contaban con varios puntos de venta en el poblado de Son Banya.

La Policía Nacional logró interceptar durante la investigación uno de los envíos. En bidones que supuestamente contenían cloro, los agentes hallaron dos kilos de cocaína. El cabecilla de 'Los Valencianos fue detenido cuando acababa de recoger la droga y enviar un paquete con 43.000 euros a su proveedor en la península, que no ha podido ser capturado. Según las pesquisas, se habrían producido otros 108 envíos similares en los meses anteriores. El escondite de la droga era una finca donde 'El Moreno' criaba caballos entre Son Banya y Son Ferriol. Desde allí, se trasladaban periódicamente las cantidades de cocaína que servían en sus puntos de venta del poblado.

La Policía Nacional culminó la investigación, bautizada como 'Operación Tanque', a principios de noviembre de 2017. Los agentes irrumpieron en Son Banya y arrestaron a los principales miembros del clan de 'El Moreno': Isidro Cortés, hermano de 'La Paca', su mujer, 'La Rosario', y la hija de ambos. Además, varios de sus colaboradores fueron también detenidos. En los registros se encontraron diversas cantidades de cocaína, heroína y hachís.

La fiscalía ha llevado a juicio a doce miembros de los dos clanes, familias vinculadas desde hace años con el narcotráfico que arrastran varios antecedentes por delitos contra la salud pública. Les acusa de delitos de tráfico de drogas y organización criminal, y reclama para ellos penas de entre seis años y medio y diez años y medio de cárcel, así como importantes multas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook