29 de marzo de 2019
29.03.2019
Tribunales

Piden 17 años de cárcel a un matrimonio por robar en un piso y en dos locales en Palma

La pareja ha reconocido este viernes que entró en los inmuebles forzando las puertas con un destornillador y ha alegado que es adicta a las drogas

29.03.2019 | 15:04
Piden 17 años de cárcel a un matrimonio por robar en un piso y en dos locales en Palma

La fiscalía ha solicitado este viernes en un juzgado de Palma penas que suman 17 años de prisión para un matrimonio de origen búlgaro por robar en un domicilio y en dos locales de la ciudad durante la madrugada del 11 de diciembre de 2018.

Los sospechosos, ambos en prisión, han admitido que esa noche accedieron a una vivienda, una empresa de reformas y una autoescuela de Palma tras forzar las puertas con un destornillador. El botín fue exiguo, unas botellas de whisky, objetos de decoración y una pequeña cantidad de dinero, que les duró poco al ser sorprendidos instantes después esa misma madrugada por la Policía Nacional. En la empresa de reformas, no llegaron a robar nada porque, al abrir, se activó la alarma y se marcharon.

La pareja ha alegado que necesitaba dinero para comprar drogas, ya que ambos son adictos a todo tipo de sustancias estupefacientes.

Los dos encausados han negado haberse enfrentado a un vecino que les descubrió robando en su edificio. El asaltante ha rechazado haberle intimidado con un destornillador y haber forcejeado con él.

Sin embargo, el perjudicado ha recordado que se encontraba durmiendo en su casa con su mujer y sus hijos cuando escuchó un ruido en el piso superior y, al estar deshabitado, decidió salir y vio a la pareja bajando por las escaleras. Entonces, salió tras ellos y les pidió que soltaran las bolsas que llevaban. Según su versión, arrebató una bolsa a la mujer y lo intentó con las que llevaba su marido. "Creo que él me sacó un destornillador y entonces me fui, me metí en la finca y aguanté la puerta con fuerza. No me iba a arriesgar a que me pincharan", ha asegurado el hombre.

La fiscal acusa al matrimonio de un delito de robo con violencia en casa habitada y un delito continuado de robo con fuerza. Por ello, reclama para cada sospechoso sendas condenas de ocho años y medio de prisión. Mientras, la abogada defensora mantiene que los hechos constituyen un delito de robo con fuerza en grado de tentativa con la circunstancia atenuante de drogadicción. El caso ha quedado visto para sentencia este viernes al mediodía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook